Sanidad

Portobello sondea la venta de las clínicas Vivanta

Contrata a la boutique financiera Moelis para iniciar las desinversiones de su último fondo

Supera las 300 clínicas tras una intensa campaña de compras

Portobello sondea la venta de las clínicas Vivanta

Portobello quiere aprovechar los últimos coletazos de un mercado especialmente bueno para las ventas empresariales. Una vez culmine la desinversión del fabricante de pescado congelado Iberconsa, uno de los fondos de capital riesgo estrella de España de los últimos años ultima ya su siguiente operación. Será una de las joyas de su porfolio, las clínicas dentales y de estética Vivanta.

El fondo comandado por Juan Luis Ramírez ha contratado a la boutique financiera Moelis. El objetivo es que sondee al mercado para lanzar el proceso de venta ya en 2019. Y aprovechar los últimos meses de alta liquidez en el mercado, antes de que Mario Draghi suba los tipos de interés, previsto para el último trimestre del año próximo.

Se tratará de la primera desinversión del último fondo levantado por Portobello, su fondo IV enfocado a operaciones de buyout (compra apalancada de participaciones mayoritarias en compañías), y que aún está en periodo de inversión. Fue lanzado en 2017 y el apetito de fondos de fondos, family offices y planes de pensiones le hizo captar 600 millones.

La compra de Unidental, en julio de 2017, sobre la que ha construido Vivanta fue precisamente la primera inversión que realizó con este fondo. Ha invertido también a través de este vehículo en los gimnasios Supera por unos 200 millones.

Desde que adquirió Unidental, Portobello ha llevado a cabo una actividad frenética de adquisiciones de clínicas odontológicas y centros de medicina estética con el objetivo de crear un gigante del sector. Ahora pretende activar su venta tras alcanzar el objetivo de contar con más de 300 establecimientos abiertos en España y tras llevar a cabo la fusión de las clínicas dentales con los centros de medicina estética Láser 2000, Dr Senís y Plénido.

La estrategia con Vivanta es idéntica a la que Portobello busca culminar ahora en Iberconsa. Es decir, en un plazo relativamente corto para los estándares del capital riesgo —apenas dos o tres años— vender una participada tras llevar a cabo una intensa política de compras para darle tamaño. Sin embargo, todo pende del hilo de que se resuelva la venta del principal competidor de Pescanova en España. Portobello recibió ofertas vinculantes hasta el pasado 29 de octubre, a las que se presentaron los fondos Pamplona, Platinum y el holding chino Legend, propietarios también de Lenovo. Estos últimos han adquirido en las últimas semanas al grupo chileno productos de salmón Australis por unos 700 millones de euros, idéntica tasación a la de Iberconsa.

Normas