Una fuerza solidaria en la lucha contra la exclusión social

Los voluntarios de La Caixa han atendido a más de un millón y medio de personas en riesgo de exclusión desde 2005

voluntariado corporativo
El director general de la Fundación Bancaria La Caixa, Jaume Giró, acompañado de representantes de las 39 delegaciones de la Asociación de Voluntarios de La Caixa en toda España, en la Casa del Cordón de Burgos.

Paseos por el campo con miembros de asociaciones de personas con discapacidad, salidas en tándem junto a personas invidentes, atender un comedor social, distribuir ropa para personas sin recursos o enseñar informática a personas mayores son solo algunos ejemplos de las miles de actividades que desarrollan a lo largo del año los voluntarios de La Caixa. Una fuerza de la que forman parte empleados en activo de CaixaBank, jubilados de la entidad, así como familiares, amigos y clientes y que desde 2005 se agrupan en la Asociación de Voluntarios de La Caixa.

Cofundada por la Fundación Bancaria La Caixa, CaixaBank y la Fundación de la Esperanza, la Asociación de Voluntarios de La Caixa cuenta con 39 delegaciones que abarcan todo el territorio español. Una representación de estas delegaciones se dio cita este sábado en Burgos para celebrar el VI encuentro anual de la Asociación de Voluntarios de La Caixa, una jornada técnica de trabajo que sirvió para hacer balance de este año y de replanteamiento de las necesidades de cara al año que viene.

El acto, celebrado en la Casa del Cordón, contó con la presencia del director general de la Fundación Bancaria La Caixa, Jaume Giró, que estuvo acompañado por el presidente de la junta de la asociación, Lluís Romeu, y por el director territorial de Castilla y León y Asturias de CaixaBank, Marc Benhamou.

“Si hay una actividad que encarna como ninguna otra el espíritu colaborativo, esta es el voluntariado”, afirmó Jaume Giró

CaixaBank, con sus más de 5.000 oficinas, la mayor red de España, consigue una capilaridad que la sitúa en una situación destacada para detectar las necesidades locales más urgentes, destacan fuentes de la entidad financiera. Ello permite apoyar proyectos sociales que, aunque de pequeña envergadura, en conjunto tienen una gran incidencia.

De este modo, en lo que va de año, 3.754 voluntarios han organizado más de 3.460 actividades solidarias de ámbito local, lo que supone un 39% más que el año pasado. Con estas acciones se han atendido a más de 168.000 personas en riesgo o situación de vulnerabilidad social en toda España, lo que significa que han llegado a un 20% más de beneficiarios que el año pasado. Desde 2005, los voluntarios de La Caixa han atendido a 1.513.000 personas en riesgo de exclusión social, según se puso de manifiesto en el encuentro.

Ámbitos de actuación

“Si hay una actividad que encarna como ninguna otra el espíritu colaborativo, esta es el voluntariado”, destacó el director general de la Fundación Bancaria La Caixa, Jaume Giró, durante el encuentro en Burgos. Y subrayó que “uno no es voluntario pensando en qué le va a reportar personalmente, ni en si le hará más feliz o le ayudará en su currículum. Uno es voluntario básicamente porque le sale del corazón. Y la razón es lo que debemos emplear para que el voluntariado no se convierta en voluntarismo. La razón es lo que ponemos al servicio de nuestro deseo de ayudar, no tanto para que quede satisfecho ese deseo, sino para que la ayuda sea verdaderamente eficaz”..

Las acciones desarrolladas por los voluntarios de La Caixa, ya sean continuadas a lo largo de todo el año o como actividades puntuales, se distribuyen en cinco ámbitos de actuación:

-Pobreza infantil y exclusión social, para facilitar el desarrollo integral y el proceso de inclusión social de las personas en situación de vulnerabilidad, haciendo especial hincapié en la infancia.

-Educación financiera, para jóvenes y adultos en riesgo de exclusión social, con el propósito de acercar conocimientos básicos para un mejor manejo de la economía doméstica, ofreciendo herramientas que favorezcan la toma de decisiones informada y consciente.

-Salud y personas mayores, con especial atención a la salud mental, gente mayor y a personas con algún tipo de discapacidad, trabajando por la humanización de la salud.

-Empleabilidad e inserción laboral de las personas con mayor riesgo de vulnerabilidad social, con el fin de contribuir a la rein­serción social a través del empleo.

-Acción diversa, en función de las necesidades sociales detectadas en cada territorio y no enmarcadas en los cuatro ejes anteriores, como son las actividades lúdicas, deportivas, medioambientales o culturales.

La entidad financiera recalca que la promoción del voluntariado se enmarca dentro del modelo de banca socialmente responsable de CaixaBank que tiene como objetivo contribuir a una sociedad más justa y con mayor igualdad de oportunidades. La entidad promueve que sus empleados participen en iniciativas de voluntariado, de manera altruista y solidaria, proporcionando ayuda a los colectivos más vulnerables.

Fomento del voluntariado corporativo

Desde CaixaBank se incentiva la implicación de los empleados de la entidad que no son voluntarios con iniciativas como el Día del Voluntariado, para que estos puedan comprobar qué significa ser voluntario, tomando contacto directo con las personas a quienes se dirigen las actividades.

La Obra Social La Caixa apostó por el voluntariado corporativo hace ya 13 años y hoy son ya 3.754 los empleados de la entidad en activo o jubilados los que participan de forma asidua, continua y comprometida en actividades solidarias. El Programa de Voluntariado cuenta con 39 asociaciones en diferentes ciudades españolas.

Los objetivos del Programa de Voluntariado son, en primer lugar, fomentar el voluntariado entre los más de 37.000 empleados del grupo, facilitando al personal empleado, jubilado y sus familiares la realización de acciones de voluntariado en beneficio de la sociedad, y también, contribuir a la mejora de los sistemas de gestión del voluntariado de las entidades sin ánimo de lucro que trabajan con voluntarios.

Normas