Gestamp y Bhap estrenan su alianza en China con una planta en Tianjin

Inversión de 50 millones en la undécima fábrica del grupo en el país comunista

Las instalaciones suministrarán a grupos como Daimler e Hyundai

Francisco Riberas con directivos de Bhap en la inauguración del centro de Tianjin.
Francisco Riberas con directivos de Bhap en la inauguración del centro de Tianjin.

La alianza de Gestamp y el grupo chino Bhap en el sector de componentes de automoción ya ha dado su primer fruto. Ambos socios han inaugurado este jueves una fábrica en el país comunista en la localidad de Tianjin, tras una inversión de 50 millones. El centro contará con una plantilla de 250 trabajadores y suministrará equipos a constructores de vehículos como Daimler y Hyundai.

Gestamp suma la undécima planta en el mercado del mayor productor de coches del mundo, donde cuenta además con dos centros dedicados a la investigación en componentes más ligeros y resistentes. Con esta base tecnológica e industrial, la multinacional española quiere aumentar su presencia en china, donde facturó 736 millones en 2017 con 5.100 empleados.

Su apuesta por China se ha concretado además con unas inversiones de 360 millones en el país durante el periodo 2013-2017.

Francisco Riberas, presidente de Gestamp, ha manifestado que el centro de Tianjin "fortalece nuestra posición en China junto con nuestros socios de Bhap". La alianza servirá para que Gestamp gane cuota en el segmento del vehículo eléctrico. China produce al año un millón de unidades impulsadas por baterías, muy por delante de los volúmenes de fabricación en este segmento que consiguen ahora Europa o Estados Unidos.

Cai Suping, presidente de Bhap, ha señalado en Tianjin que Gestamp les aporta tecnología de aligeramiento del peso de los componentes, "optimizando nuestra cadena productiva y acelerando la transformación" de las instalaciones de la corporación china.

Normas