Los juzgados hipotecarios solo han resuelto una cuarta parte de los litigios asumidos

Desde junio de 2017, estas sedes han tramitado 305.437 demandas contra la banca

El 97% de las sentencias son favorables a los clientes financieros

Protesta contra las cláusulas suelo.
Protesta contra las cláusulas suelo.

Los juzgados especializados en materia hipotecaria, también conocidos habitualmente como de cláusulas suelo, han ido incrementando su velocidad en la resolución de litigios desde su puesta en marcha en junio de 2017. De momento, sin embargo, estas sedes especializadas solo han sido capaces de digerir una cuarta parte de los procesos asumidos.

En concreto, en sus cinco trimestres en marcha, los juzgados  hipotecarios han recibido un total de 305.437 asuntos y, a cierre del mes de septiembre, han resuelto un total de 71.234 causas (55.528 mediante sentencia), según los datos facilitados este miércoles por el Consejo General del Poder Judicial.

El organismo judicial indica, eso sí, que en el último trimestre la tasa de resolución se ha incrementando hasta el 43%, con 18.967 resoluciones frente a 44.121 asuntos ingresados, lo que supone 9.483 resoluciones al mes (pues agosto es inhábil en la vía civil) frente a los 7.431 mensuales del periodo anterior. Además, el número de nuevos asuntos decae interanualmente, comparado con los 60.059 litigios atendidos en el tercer trimestre de 2017.

En cuanto al signo de estos fallos, durante los tres últimos meses, en línea con los trimestres anteriores, el 97% de las resoluciones judiciales de estas instancias especializadas fueron favorables al cliente y contrarias a la banca

Los juzgados especializados en materia hipotecaria atienden causas relacionadas con cláusulas suelo, hipotecas multidivisa, intereses de demora o condiciones de vencimiento anticipado, aquellas que permiten a la banca ejecutar el préstamo e iniciar el procedimiento de desahucio ante determinado nivel de impagos.

La creación de estas sedes fue acordada por el Gobierno, el CGPJ y las comunidades autónomas en el invierno de 2017 después de que la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE que condenaba a la banca a devolver lo cobrado por cláusulas suelo opacas con retroactividad total hiciera temer un aluvión de litigios. 

Se crearon un total de 54 juzgados especializados en materia hipotecaria, uno por cada provincia además de otro por cada una de las principales islas de los territorios insulares. Muchas de estas plazas han quedado anegadas por el volumen de demandas recibidas y algunas, como la de Barcelona, han dejado de señalar asuntos tras constatar que debían señalar juicios para dentro de más de un año.

Recientemente, el Tribunal Supremo rechazó el recurso presentado por la Abogacía reclamando la disolución de estas sedes especializadas, que ha despertado gran controversia por la importante demora que genera para este tipo de causas, aunque ha logrado su objetivo principal de desatascar el resto de plazas judiciales que se estaban viendo colapsadas por el incremento de asuntos hipotecarios. 

Normas