Aerolíneas

Level amplía rutas para el próximo verano con Nueva York y Santiago de Chile

La compañía de bajo coste transatlántico de IAG ofrece vuelos al aeropuerto JFK desde 99 euros

Airbus 330 de Level.
Airbus 330 de Level.

Level, la aerolínea de bajo coste que forma parte del grupo IAG (formado por Iberia y British Airways) y que está especializada en la operativa transatlántica, ha presentado este jueves nuevas rutas para el verano. A partir de abril, Level ofrecerá una ruta directa entre Barcelona y Santiago de Chile desde 219 euros, y a finales de julio también abrirá una nueva ruta entre el aeropuerto de El Prat y el aeropuerto JFK de Nueva York, con un precio de 99 euros. Estos dos destinos se suman a los que Level ya opera desde su base de Barcelona: Boston, Buenos Aires y San Francisco. La aerolínea, que canceló en octubre su ruta a Los Ángeles, apuesta por crecer en número de aviones para poder recuperar este destino y abrir más operativas en América Latina.

El nuevo director general de Level, Vincent Hodder, que ostenta el cargo desde hace dos meses, se mostró optimista con las nuevas rutas y con el desarrollo de su negocio en Barcelona, a pesar de que en el aeropuerto de El Prat Level está en competencia con Norwegian por el bajo coste transatlántico, y a pesar de que algunos destinos, como el de Nueva York, son muy competitivos. “Hay una demanda enorme en el mercado por el producto y por el modelo que tenemos”, ha dicho. Level empezó su actividad en junio de 2017 en Barcelona. En 15 meses han llevado a 420.000 pasajeros y han abierto otras bases, como la de París y Viena.

Con las dos nuevas rutas, Level quiere ampliar su presencia en el mercado “que ofrece las mejores oportunidades”, según el director general. La de Santiago de Chile es la primera conexión directa con Barcelona, y empezará el 31 de marzo del año que viene con dos vuelos por semana, y con la previsión de ampliar a cuatro operaciones por semana a partir de julio.

El objetivo, según el CEO Vincent Hodder, es alcanzar los 15 aviones entre 2020 y 2023, aunque el director general afirma que lo ideal sería llegar a los 30 aviones en esa fecha

La ruta de Nueva York, por otra parte, es según Hodder “imprescindible para cualquier aerolínea que quiera crecer”. En este sentido, el director general no se muestra preocupado por la competencia de otras aerolíneas, algunas filiales del mismo grupo IAG. Hodder considera que las aerolíneas de bajo coste no son una competencia, sino que son un producto complementario que amplía los clientes. La conexión con Nueva York tendrá tres vuelos por semana (lunes, jueves y sábado) para fomentar las escapadas de fin de semana largo a la ciudad.

Otra de las novedades es la ampliación de la frecuencia en la conexión con San Francisco, que pasará de dos a tres aviones por semana a partir del verano que viene. Hodder ha presentado además nuevos productos en la comida a bordo, que cuesta 34 euros y no se incluye en el precio del billete, y otros productos destinados a la comodidad del viajero.

Incremento de flota

Para la gestión de los nuevos destinos, Level sumará otro avión en el aeropuerto de El Prat, que se añade a los tres que ya operan desde Barcelona. El objetivo, según Hodder, es llegar a los 15 aviones entre 2020 y 2023, aunque el director general afirma que lo ideal sería llegar a los 30 aviones en esa fecha. "La cancelación de la ruta con los Ángeles se explica porque no tenemos suficientes aviones para hacerlo todo", ha dicho. Hodder ha asegurado que, por cada nuevo avión que pongan en El Prat, se crearán 100 puestos de trabajo.

Sobre la exploración de nuevas rutas, el director general ha asegurado que las oportunidades del mercado están en América Latina y en Estados Unidos, aunque no ha descartado lanzarse a por una de las rutas más esperadas en el aeropuerto del Prat, la que conectaría Barcelona con Tokio de forma directa. "Está en la lista, porque es sumamente interesante", ha dicho. Hodder ha explicado que la colaboración con Vueling y Iberia, dos compañías que forman parte del grupo IAG, está siendo "muy exitosa". En Barcelona, por ejemplo, Level continúa trabajando con pilotos y tripulantes de Iberia.

Sobre la congestión del tráfico aéreo en Barcelona, el director general ha dicho que como el de Barcelona, como cualquier aeropuerto de una ciudad grande, está congestionado, pero ha destacado que las compañías que hacen vuelos transatlánticos no sufren la congestión del espacio aéreo europeo.

Normas