El dueño de Primark dice que la cadena ganó un 14,7% más y que Azucarera entrará en pérdidas en 2019

Reino Unido volvió a ser el motor de los ingresos de la cadena británica

ABF anuncia que se propone llevar a cabo un plan de ajuste en la alimentaria española

Primark
Bolsa de Primark en Londres

La cadena textil Primark, perteneciente al grupo Associated British Foods (ABF), registró un beneficio operativo ajustado de 843 millones de libras (965 millones de euros) al cierre de su año fiscal, una cifra que representa un incremento del 14,7% respecto del ejercicio precedente, según informó la multinacional, que abrirá dos nuevas tiendas en España durante el próximo ejercicio.

Su matriz, la multinacional británica Associated British Foods (ABF), propietaria también en nuestros país del grupo alimentario Azucarera ha asegurado al mercado que la compañía espera pérdidas en 2019, que cuantifica en 40 millones de libras. La firma británica explica que la  producción de azúcar de remolacha se situó ligeramente por encima de la que logró el año pasado, pero a pesar de este buen rendimiento, los precios bajos y los elevados costes provocarán los números rojos citados. Por ello explica, que la gestión se dirigirá a partir de ahora a actuar sobre la base de unos costes insosteniblemente altos.

Volviendo a Primark, la empresa asegura que el margen de la cadena textil sobre el resultado operativo ajustado de la compañía se situó al cierre del año fiscal en el 11,3%, comparado con el 10,4% del ejercicio anterior, mientras que el retorno del capital empleado aumentó al 28,2% desde el 27,3%.

Las ventas de Primark entre octubre de 2017 y septiembre de 2018 sumaron un total de 7.477 millones de libras esterlinas (8.560 millones de euros), un 6% más que un año antes, aunque sin tener en cuenta la evolución del cambio de moneda el aumento fue del 5%.

De hecho, la compañía reconoció que el crecimiento de su facturación se explica por el incremento de la superficie de venta, ya que en términos comparables, que excluyen el efecto del cambio de moneda y las variaciones en el perímetro contable, las ventas de Primark cayeron un 2,1% interanual.

En este sentido, Reino Unido volvió a ser el motor de los ingresos de la cadena británica, con un crecimiento de la facturación del 5,3%, que en datos comparables se situó en el 1,2%, mientras que en la zona euro la facturación creció un 4,7% interanual, aunque en términos comparables los ingresos cayeron un 4,7% respecto al ejercicio anterior.

"El descenso vino provocado por el tiempo extemporáneo durante res distintos periodos del año, especialmente en el Norte de Europa, así como por la debilidad del mercado alemán", explicó la compañía.

Al cierre de su ejercicio fiscal, Primark contaba con 360 tiendas en todo el mundo, frente a las 345 del año anterior, incluyendo 45 establecimientos en España, donde el último ejercicio abrió una nueva tienda.

De cara al actual ejercicio, la cadena textil anunció su intención de inaugurar 15 nuevas tiendas, incluyendo su desembarco en 2019 en los mercados de Polonia y Eslovenia, subrayando que España, Alemania, Reino Unido y Francia serán los países donde aumentará en mayor medida su presencia.

En el caso de España, Primark tiene previsto inaugurar dos nuevas tiendas, incluyendo una en Sevilla y otra en Almería.

Normas