Telefónica eleva su beneficio un 35,8% en el tercer trimestre hasta 1.139 millones

La teleco revisa al alza su previsión de ingresos para el año

La operadora sube en Bolsa tras batir las estimaciones del mercado

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.
José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.

Telefónica registró  un beneficio de 1.139 millones de euros en el tercer trimestre, un 35,8% más que en el mismo periodo del pasado año. En el año, la ganancia neta sube un 11,6% hasta 2.721 millones de euros.

El mercado parece haber visto bien las cuentas y la operadora ha rebotado en Bolsa. Así, las 'matildes' han subido un 2,8% en la sesión de hoy. 

Los ingresos del trimestre se sitúan en 11.699 millones de euros, un 8,3% menos en términos reportados como consecuencia del impacto de las variaciones de los tipos de cambio y la hiperinflación en Argentina, pero un 2,7% al alza en términos orgánicos, por encima de los esperado por el mercado. En los nueve primeros meses del año, los ingresos suben un 2,7% orgánico hasta 35.776 millones, pero bajan un 7,9% en términos reportados.

Telefónica eleva su beneficio un 35,8% en el tercer trimestre hasta 1.139 millones

El Oibda baja un 1,4% reportado hasta 4.038 millones de euros entre julio y septiembre, pero crece un 4,1% orgánico. El margen sube 0,4 puntos porcentuales orgánicos y 2,4 puntos reportados.

El Oibda del trimestre recoge la nueva sentencia judicial favorable (307 millones de euros) y contingencias en Brasil (con impacto negativo de 110 millones); el ajuste negativo por hiperinflación en Argentina de 123 millones; los gastos de reestructuración de 34 millones en España; las plusvalías por venta de torres de 24 millones, y de sociedades digitales por 21 millones; así como la adopción de la normativa contable NIIF 15, con 15 millones.

Los gastos por operaciones se sitúan en 7.980 millones de euros en el trimestre y se reducen un 10,2% interanual en términos reportados. El capex de los primeros nueve meses de 2018 se sitúa en 5.680 millones de euros, un 4,7% menos en términos interanuales, e incluye 612 millones de espectro. En términos orgánicos, aumenta un 5,0% y continúa enfocado en la transformación radical de las redes (despliegue de redes ultra rápidas y virtualización de la red) y en la mejora de la calidad.

El flujo de caja libre aumentó un 0,9% interanual excluyendo el pago por espectro hasta 2.957 millones de euros en los nueve primeros meses del año. Con esta evolución, la deuda neta de Telefónica se situó al cierre de septiembre en 42.636 millones de euros, mejor de lo esperado por los analistas, y un 9,7% menos en términos interanuales. La deuda se reduce por sexto trimestre consecutivo, en este caso en 957 millones, gracias a la generación de caja libre, por un importe de 1.420 millones de euros, las desinversiones financieras netas por 449 millones, incluyendo la venta de una participación indirecta del 9.99% del capital de Telxius a Amancio Ortega por 379 millones, y el menor valor en euros de la deuda neta en divisas, en 36 millones.

La compañía ha revisado al alza los objetivos y reitera el dividendo anunciado para 2018. Así, la empresa espera un crecimiento orgánico de ingresos en torno al 2%, frente al 1% anterior, a pesar del impacto negativo de la regulación, aproximadamente 0,9 puntos porcentuales.

A su vez, ha reiterado el objetivo de margen OIBDA crecerá ceca de 0,5 puntos porcentuales, y es de ratio de capex frente a ventas en el 15%.

Además, ha reiterado su política de dividendos. La operadora abona 0,40 euros por acción al año en efectivo. El próximo pago, de 0,20 euros por título, tendrá lugar el 20 de diciembre. El siguiente, por el mismo importe, será en junio de 2019. 

La compañía ha destacado la evolución de Telefónica España, que ha vivido el trimestre con la mejor actividad comercial en, al menos, 10 años, enfocado en clientes de alto valor. La teleco ha ganado 81.000 clientes en 81k en Fusión, 370.000 en contrato móvil, 79.000 en banda ancha, 306.000 en fibra (155.000 minorista y 151.000 mayorista) y 101.000 en televisión de Pago. Los ingresos se mantienen estables (suben un 0,1%) y el margen de Oibda se sitúa en el 40,5% “a pesar del rotundo éxito comercial”. Telefónica, que acaba de relanzar la marca O2 para el ow cost, ha presionado con fuerza sobre Vodafone, tras la decisión de esta última de no adquirir los derechos televisivos de la Champions League de fútbol ni del denominado El Partidazo, iniciando su retirada del fútbol.

En Reino Unido, O2 ha continuado con la aceleración de su crecimiento de ingresos, que avanzan un 7,9% en términos orgánicos y un 7,4% en términos reportados. El Oibda crece un 9,8% y el margen de Oibda se expande en 0,5 puntos porcentuales. La teleco destaca que O2 mantiene un churn de contrato líder en el mercado. Telefónica tiene entre sus futuros objetivos la posible colocación en Bolsa de parte del capital de O2, si las condiciones de los mercados lo permiten.

Telefónica Brasil registra unos ingresos en el tercer trimestre de 2.345 millones de euros, un 20,1% menos en términos reportados como consecuencia de la depreciación del real, y un 1% menos en términos orgánicos, a causa de la crisis económica. La división Telefónica Hispam Sur vio como sus ingresos bajaba un 32,3% por la depreciación del peso argentino y la hiperinflación en el país. En términos orgánicos, suben un 11,2%.

En términos generales, la variación de los tipos de cambio tiene un impacto en los ingresos de 3.300 millones de euros en los nueve primeros meses del año, de 1.205 millones en el Oibda y de 330 millones en el flujo de caja libre. Al reducirse también el impacto en otras magnitudes como el capex o el pago de impuestos, el efecto final sobre la deuda neta es de 106 millones, según ha explicado el consejero delegado del grupo, Ángel Vilá, en una conference call tras la presentación de las cuentas.

En un comunicado, José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, ha señalado que “los resultados trimestrales reflejan la sólida ejecución de nuestras prioridades estratégicas. En primer lugar, siguen creciendo los clientes de alto valor y su ingreso medio, con un fuerte nivel de altas netas en contrato móvil (incluyendo la mejor cifra de los últimos diez años en España), LTE, fibra y televisión de pago. Más y mejores clientes, que unido a la estabilidad del churn, se traduce en una mayor sostenibilidad del negocio. Si añadimos la mayor cobertura en redes de alta velocidad, las eficiencias que ya estamos capturando en digitalización y simplificación o lanzamientos como Movistar Home a través de AURA, se refuerza nuestro posicionamiento futuro”.

En términos de infraestructuras, Telefónica cerró el trimestre con 49 millones de unidades inmobiliarias pasadas con sus redes de fibra o cable, un 15% más, y una cobertura de móvil 4G del 75%, seis puntos porcentuales más, en el conjunto de los países en los que opera. La compañía gestionaba un total de 337 millones de líneas en todo el mundo, un 0,8% menos.

 

Normas