Infraestructuras

Ferrovial vuelve a beneficios pese al bache en los márgenes del área de construcción

Obtiene un resultado neto positivo de 59 millones desde las pérdidas del primer semestre

Cobra mayores dividendos de sus activos estrella

Ferrovial ha pasado de los 72 millones de euros en rojo del primer semestre a un resultado neto positivo de 59 millones a la conclusión de septiembre. Consigue abandonar las pérdidas mientras ordeña sus principales activos de infraestructuras: los 429 millones en dividendos procedentes de la autopista candiense 407 ETR (contribuye con 202 millones en los nueve meses), Heathrow (99 millones), el grupo de aeropuertos británicos (21 millones) y proyectos de Ferrovial Servicios en España (71 millones), mejoran notablemente la cifra de 366 millones recibidos en el periodo comparable de 2017.

Pese a la recuperación entre trimestres, la compañía presidida por Rafael del Pino va a remolque de las cifras del año pasado, una vez contabilizadas las provisiones de 237 millones por el contrato de servicios de Birmingham, la desconsolidación de las autopistas portuguesas o la expiración, en octubre de 2017, de los contratos de los centros de deportados de Australia.

La actividad en este último trimestre ha estado marcada por el descenso en ingresos del área de servicios, una ligera mejora en el margen de construcción, y la buena marcha del tráfico en proyectos estrella como la citada 407 ETR (un 1,8% más), Heathrow (mejora en un 2,5% el número de pasajeros) y las autopistas estadounidenses LBJ y NTE, con subidas del 7 y 8%, respectivamente, en millones de transacciones.

Ferrovial pulsa en la foto

Ferrovial ingresó hasta septiembre 9.114 millones, ligeramente por debajo de los 9.164 millones que obtuvo el año pasado. El grupo capta 141 millones por desinversiones, frente a los 167 millones registrados un año antes (donde se contabilizaron las ventas del 3,9% de Budimex y el 51% y el 49% de las autopistas portuguesas de Norte Litoral y de Algarve). Destacan ahora los 108 millones de euros procedentes de Servicios, tras la venta de PFI en Reino Unido y una participación en Ratch (energía eólica en Australia).

El ebitda, de 344 millones, contrasta con los 711 millones de hace un año, con un desplome del 51,6%. Excluidas las provisiones por los servicios de Birmingham, el resultado bruto de explotación habría ascendido a 580 millones y aún estaría un 18,5% por debajo del obtenido 12 meses atrás.

El citado problema de márgenes en construcción viene dado por proyectos en ejecución con presupuestos más ajustados y el incremento de costes de materiales y mano de obra para la filial polaca Budimex. El rendimiento bruto del área baja del 4% de septiembre del año pasado al actual 2,1% (1,9% a junio). La merma del margen en la citada Budimex es del 8,4% al 4,1% en un año; la filial estadounidense Webber sigue moviéndose en porcentajes del 4%, y Ferrovial Agromán pasa del 2,6% del año pasado al 1,3% declarado ayer.

La cartera total del grupo alcanza los 30.783 millones de euros. El aporte principal, de 19.298 millones, vino del área de servicios, cuya posible venta o traspaso de activos está bajo análisis. La división de construcción aporta 11.485 millones, con el 90% contratado fuera de España (no se contabilizan 800 millones en obras pendientes de cierre financiero).

El área de Servicios tira de las ventas del grupo, con 4.884 millones y un descenso del 10%. Construcción aporta 3.837 millones a la cifra de negocio, con una mejora del 13%. Autopistas, con un comportamiento plano, suma 339 millones. Y la división de Aeropuertos aporta 10 millones y experimenta un alza del 74%.

Ferrovial presenta una posición neta de tesorería de 906 millones, bajando desde los 1.341 millones de diciembre excluidos los proyectos de infraestructuras (4.782 millones).

Una jubilación y dos nombramientos

Alejandro de la Joya, nuevo CEO de Cintra.
Alejandro de la Joya, nuevo CEO de Cintra.

Enrique Díaz-Rato deja Cintra. Ferrovial anunció ayer el retiro de quien ha ocupado el puesto de CEO de Cintra desde 2006. Díaz-Rato cubrío la etapa de la cocesionaria como empresa cotizada y dirigió su exclusión. La empresa aseguró que su marcha estaba prevista.

De la Joya, de la constructora a la concesionaria. El CEO de Ferrovial Agroman, Alejandro de la Joya, pasa a Cintra con el mismo cargo. Su entrada en el grupo se remonta al año 1991.

Ignacio Gastón deja Servicios para dirigir Agroman. El director general de Ferrovial Servicios, Ignacio Gastón, ha sido nombrado nuevo consejero delegado del área de construcción.

Normas