Banijay planea crecer en el negocio televisivo en España de la mano de Netflix

Replica el modelo de inversión en ‘startups’ creado en Italia

Negocia la compra de una compañía de ficción en el mercado español

Banijay y Netflix
Paolo Bassetti, consejero delegado de Banijay Italia y España, y Stefano Torrisi, vicepresidente ejecutivo de la compañía para Italia y España.

La compañía europea de producción y distribución de contenidos Banijay Group quiere ganar presencia en el mercado español. El grupo reorganizó su actividad en España en 2015 tras la fusión con Zodiak Media, y creó un equipo de gestión para coordinar las filiales. La empresa, propietaria en España de Cuarzo, DLO, Magnolia y NSP, tiene en marcha distintos planes de crecimiento, tanto por la vía orgánica como la inorgánica.

Banijay Group quiere sacar partido del nuevo escenario audiovisual con el aterrizaje de las grandes compañías de internet como Netflix, Amazon, YouTube, Apple o Facebook. “Es una oportunidad de multiplicar nuestro negocio”, dice Stefano Torrisi, responsable de Banijay en España en un encuentro con Cinco Días. El directivo cree que es una oportunidad que Banijay va a aprovechar, y destaca que estas compañías invierten al año cerca de 20.000 millones de dólares (unos 17.560 millones de euros) en la producción de contenidos.

Torrisi señala que Banijay tiene proyectos en marcha con Netflix en varios ámbitos en el mercado español, que se irán materializando próximamente. La intención no es solo apostar por series, sino también por contenidos de entretenimiento que se acerquen a la televisión lineal.

Startups

Además, la compañía va a replicar en España el modelo de inversión en startups desarrollado en Italia en el ámbito de la producción. “La visión de nuestros accionistas, encabezada por el presidente Stéphane Courbit, es atraer a productores o autores, que quieran hacer un proyecto empresarial con nosotros”, dice el directivo, quien añade que en Italia la compañía ya está trabajando con tres startups.

Torrisi explica que Banijay abre la puerta a profesionales con un perfil mixto de productor, autor y comercial. “Estudiamos la forma de crear una nueva empresa que tenga temáticas, drama ficción, o entretenimiento. Les damos la oportunidad de crecer y ser socios nuestros de una forma importante”, dice.

De igual forma, Banijay está negociando la compra de una empresa del área de ficción en España. “No podemos decir el nombre por una cuestiones de confidencialidad”, señala Torrisi, quien añade que la intención de la compañía con esta operación corporativa es crecer en este segmento.

Torrisi destaca también la estrategia del grupo para lograr una mayor coordinación entre sus filiales. Con ese objetivo, creó una red global con todas sus divisiones, en la que los responsables intercambian ideas, talento y producciones, con el objetivo de generar sinergias.

En cualquier caso, la compañía trabaja para todas las televisiones públicas y privadas en España, Atresmedia, Mediaset, RTVE y la FORTA. Al mismo tiempo, la empresa trabaja para distintos proyectos de Movistar+, la televisión de pago de Telefónica.

Avance en 2018

Crecimiento. Banijay Group, que acaba de cumplir diez años, tiene presencia en 16 países a través de 70 filiales. La compañía prevé generar unos ingresos de 1.000 millones de euros en 2018, tras llegar a 880 millones en 2017.

Endemol. Distintos medios internacionales han publicado que Banijay está en negociaciones para comprar Endemol Shine. Una compañía con presencia en 20 países con 120 productoras, con la que Banijay duplicaría su tamaño.

Accionistas. La propiedad del grupo está repartida entre el Grupo LOV de Stéphane Courbit, con un 31% del capital; De Agostini, con otro 31%, y Vivendi, con el 28%. El 10% restante está repartido entre pequeños accionistas y directivos.

Normas