El gran consumo exige estabilidad política y reformas para mantener la actividad

La patronal Aecoc alerta de la “italianización” de la política española y pide actuar contra la desaceleración económica

Javier Campo, presidente de Aecoc; Juan Roig, presidente de Mercadona, y José María Bonmatí, director general de Aecoc.
Javier Campo, presidente de Aecoc; Juan Roig, presidente de Mercadona, y José María Bonmatí, director general de Aecoc.

Los fabricantes del sector del gran consumo y las cadenas de distribución advierten de que la inercia del crecimiento económico empieza a acabarse. Y, si no se toman medidas a tiempo, se corre el riesgo de un estancamiento de la actividad... a la italiana. Así respira el sector, tal y como se demostró ayer en la primera jornada de la 33ª edición del Congreso Aecoc, que reúne en Madrid a los principales exponentes de la actividad comercial y de consumo en España.

El presidente de esta patronal sectorial, Javier Campo, dejó claro ante un millar de directivos que el futuro de sus negocios dependerán en buena parte de las reformas económicas que se tomen o se dejen de tomar en el corto plazo. Para ello comparó el crecimiento económico vivido en España en los últimos 18 años con el de Italia, “que no hizo las reformas estructurales que mejorasen su actividad. Hoy es más pobre que cuando entró en el euro, y España no es Italia, pero lo puede llegar a ser”, aseveró campo, razonando esta afirmación en la inestabilidad política que, a su juicio, vive el país en los últimos años.

Siguiendo con la comparación entre los dos países, Campo alertó de la “italianización de la política española”, dada la incapacidad para formas gobiernos en mayoría mostrada en los últimos años. “Si se agota la legislatura llegaremos a cinco años sin Gobierno o con Gobiernos en minoría para hacer cualquier reforma. Si el panorama sigue así, corremos el peligro de estar más de 10 años con ejecutivos débiles que no puedan llevar a cabo las reformas necesarias”, advirtió Campo.

Si el volumen de ventas sigue cayendo tendremos difícil crecer el año que viene

Para el presidente de Aecoc, esto empieza tener sus consecuencias en el terreno económico y, con él, en la actividad del gran consumo, con una caída del volumen de ventas del 0,9% en lo que va de año, situación que Campo prevé que vuelva a repetirse el año que viene. “Si el volumen sigue cayendo tendremos dificultades para crecer el año que viene. Como mínimo, caerá como este año”, afirmó el presidente de Aecoc, que insistió en un mensaje de estabilidad como base para reformas que permitan a la economía evolucionar por encima de su tasa de crecimiento potencial.

Para ello, Campo enumeró tres prioridades. La primera, frenar la caída de la población activa, que estima pasará de más de 30 millones al entorno de los 23 en los próximos 20 años. El envejecimiento de la población, dijo Campo, “se multiplicará por dos y va a poner contra las cuerdas al sistema de pensiones”. Por eso defendió la ampliación de la edad de jubilación y también la mejora de la tasa de actividad, tasa de actividad, ya que “a medida que la tasa de paro se acerque al 11% tendremos dificultades para encontrar personal cualificado para gestionar nuestros negocios”. En este sentido, Campo abogó por medidas de ayuda que permitan mejorar la tasa de natalidad sobre todo entre los más jóvenes, además de “una política de inmigración inteligente para paliar el desierto demográfico”.

También defendió la necesidad de aprobar “una verdadera reforma educativa” que aborde cómo recuperar a los casi 700.000 ninis que hay en España, a los empleados de larga duración de más de 50 años y a los inmigrantes que quedaron en paro tras la burbuja inmobiliaria y que no tienen cualificación. Para ello pidió una reforma de la Formación Profesional dual adaptada a estos colectivos y que permita su formación con módulos de corta duración.

En cuanto a medidas de mayor calado económico, el presidente de Aecoc pidió un esfuerzo para aumentar el tamaño medio de las empresas, a través de una legislación que permita su crecimiento; la reducción de los costes de residencia que soportan las empresas por operar desde España , como los energéticos y los impositivos. Sobre los impuestos, Javier Campo subrayó que la reducción del déficit público debe abordarse desde la reducción del gasto y no con subidas de tributos, puesto que esto castigará el crecimiento a corto plazo. “El gasto social en los próximos años va a tener un comportamiento explosivo, por lo que todos los costes que se añadan van a agravar la situación”.

En lo que está en manos de las empresas, Campo las animó a abrazar las nuevas herramientas digitales ante los radicales cambios que se están produciendo en los modelos de negocio. “En el retail, los reconocimientos de voz van a ser prescriptores, la gestión de los surtidos se hará mediante inteligencia artificial, que ayudará a los fabricantes a simplificar los procesos. Estas nuevas herramientas permitirán un crecimiento de la productividad de cerca de dos dígitos”, destacó Campo.

Nestlé comenzará a vender productos Starbucks en 2019

En distintos formatos. El consejero delegado de Nestlé, Mark Schneider, fue uno de los invitados estrella en la primera jornada del Congreso Aecoc. En él confirmó que su compañía empezará a vender productos Starbucks en los supermercados de todo el mundo a partir del año que viene. “Tenemos la propiedad intelectual y los derechos a nivel global de estos productos, lo que nos dará una posición muy fuerte en el negocio”, afirmó. Nestlé pagó casi 6.000 millones de euros para explotar la marca Starbucks fuera de sus cafeterías. Schneider también afirmó que “España es un mercado clave”, y se mostró abierto a trabajar en alianzas con socios industriales y distribuidores.

Ebro Foods. El presidente de Ebro Foods, Antonio Fernández Callejas, explicó que la compañía vive “un año bastante complicado”, después de que sus últimos resultados trimestrales anticiparan una caída del beneficio del 33% para el final del año. Callejas explicó que han tomado medidas para contener los costes, como la reestructuración de su fábrica de Freeport, en Texas, que reducirá su tamaño a la mitad. Aun así, se mostró optimista por la evolución de las ventas y anticipó que 2019 sea un año de crecimientos en todos los parámetros.

Telefónica. El presidente de la teleco en España, Emilio Gayo, compartió las claves de la transformación digital de Telefónica y que pueden ser absorbidas por el gran consumo. La “normalización del dato”, su protección y herramientas como la realidad virtual y aumentada o la inteligencia artificial ofrecen oportunidades al sector. Gayo también anticipó la llegada del 5G a España entre 2020 y 2021, y el fin del uso del cobre para 2024.

Heineken. El consejero delegado del grupo cervecero, Jean-François van Boxmeer, explicó cómo la atención al cliente se ha convertido en una piedra angular de su crecimiento y en un seguro de éxito. “Tenemos que convencer a nuestros inversores de que esto es lo más importante en nuestra actividad”, destacó.

Normas