Multa de 565.500 euros a Facebook en Reino Unido por el escándalo de Cambridge Analytica

La cuantía apenas tendrá impacto en la compañía, al no poderle aplicar el nuevo GDPR, mucho más severo

Considera probado que la red social no actuó correctamente ni garantizó la privacidad de sus usuarios

Una página de Facebook en la pantalla de un ordenador.
Una página de Facebook en la pantalla de un ordenador.

El regulador de Reino Unido, La Oficina del Comisionado de Información (ICO), ha multado a Facebook con el máximo que permite la ley por el escándalo de Cambridge Analytica. La multa, que asciende a 500.000 libras (unos 565.550 euros), se ha impuesto tras considerar las alegaciones de la compañía, según especifica el regulador británico en su web.

El ICO sanciona a la red social tras determinar que entre 2007 y 2014 la compañía de Mark Zuckerberg permitió a los desarrolladores de aplicaciones acceder a la información de los usuarios de la red social sin su consentimiento expreso.

El organismo británico también señala que considera probado que Facebook no actuó correctamente a la hora de garantizar la privacidad de sus usuarios. En este sentido, subraya que “Facebook no protegió suficientemente la privacidad de sus usuarios antes, durante y después del procesamiento ilegal de estos datos. Una empresa de su tamaño y experiencia debería haberlo hecho mejor”, ha indicado la comisionada del ICO, Elizabeth Denham.

La multa impuesta por el ICO es la primera que se impone a la compañía por el escándalo de Cambridge Analytica, que ha provocado fuertes críticas a la compañía, a la que se exige desde entonces una mayor política de transparencia sobre sus políticas de privacidad. Desde el organismo británico ya habían destacado la gravedad de los hechos el pasado julio “especialmente cuando se mira la escala y el impacto de este tipo de violación de datos”, dijo entonces Denham.

Las investigaciones de la ICO se iniciaron en marzo de 2017. El objetivo era averiguar cómo se habían mal utilizado los datos personales de muchos usuarios en redes sociales en torno al referéndum del Brexit.

La multa apenas si tendrá impacto en Facebook. La cuantía se queda muy lejos de la que podría haber sido si se le hubiera aplicado a la compañía la nueva normativa de protección de datos europea, el GDPR. En este caso, la multa podría haber sido del 4% de sus ventas anuales, unos 1.600 millones de dólares, pero las filtraciones a Cambridge Analytica son anteriores a la entrada en vigor de esta nueva normativa, que tuvo lugar el pasado mes de mayo.

 

Normas