Restauración

La empresa Home Meal, propietaria de Nostrum, presenta concurso de acreedores

La firma acusa a una entidad de descolgarse del acuerdo con los acreedores

La sociedad cotiza en el MAB desde 2014

Imagen de un establecimiento de Nostrum, cadena propiedad de Home Meal.
Imagen de un establecimiento de Nostrum, cadena propiedad de Home Meal.

La empresa Home Meal, propietaria de la cadena de comida para llevar Nostrum, ha presentado concurso de acreedores después de que una de sus entidades acreedoras haya decidido embargar las cuentas de la empresa, según ha informado en un comunicado. La sociedad cotiza en el MAB desde 2014. Según las cuentas de 2017, tenía una deuda a largo plazo de 8,8 millones, la mayor parte obligaciones, más unos cinco millones adeudados a bancos y otros 2,5 a proveedores.

La compañía anunció en septiembre un principio de acuerdo con las nueve entidades financieras que conforman su sindicato bancario para refinanciar toda su deuda a corto plazo. También pactó y con los tenedores de pagarés a un año cotizados en Luxemburgo, valorados en 10 millones de euros.

La compañía tenía prevista la firma del acuerdo este martes, tras la aprobación el lunes de la operación por parte de la junta general de accionistas de la sociedad. Sin embargo, ha asegurado que 'la decisión unilateral y de última hora de una sola de las entidades' dentro del sindictao bancario ha provocado la ruptura del acuerdo de refinanciación y ha desatado el concurso de acreedores. Home Meal ha lamentado que esa decisión perjudica no solamente sus intereses sino también los del resto de la banca y tenedores de pagarés cotizados, que componen más del 90% de la deuda de la sociedad.

La empresa perdió el año pasado 3,4 millones de euros, más del doble que en el ejercicio anterior, cuando el resultado fue negativo en 1,5 millones. El de 2017 fue el cuarto ejercicio consecutivo que el grupo cerró con pérdidas, y el que presentó los mayores números rojos. Sin embargo, sus ingresos se elevaron por encima del 5%, hasta los 15,2 millones de euros. Si se suma la actividad de los franquiciados, la cifra se eleva a 27,8 millones, un 11% más.

En las cuentas el auditor ya advertía que las pérdidas acumuladas y el fondo de maniobra negativo creaban una "incertidumbre material" que podría generar dudas sobre la continuidad de la empresa

Normas