Alexa, el asistente de Amazon, ya es compatible con 20.000 dispositivos

El asistente virtual llegará a España antes de fin de año

La empresa expone sus proyectos en su primera jornada de innovación para la UE

Recreación de Alexa, el asistente virtual de la empresa estadounidense Amazon.
Recreación de Alexa, el asistente virtual de la empresa estadounidense Amazon.

Los cambios que la tecnología generará en los próximos años son impredecibles, pero no así el comportamiento de las personas. Hoy, en 2018, pero también en 25 años los ciudadanos van a seguir eligiendo el confort y van a continuar tomando decisiones según lo que les sea más conveniente. Este es el lema de la empresa estadounidense Amazon, según lo ha asegurado este jueves Ralph Herbrich, director de machine learning (aprendizaje automático) en Berlín de la compañía durante el primer encuentro de la innovación que organizó Amazon para Europa en la ciudad de Londres.

El ejemplo y la apuesta más reciente de esta idea es el asistente virtual Alexa, con el que la empresa espera ganar terreno en Europa. Las 50.000 habilidades con las que hasta el momento cuenta Alexa son el comienzo, ha destacado Sophie Noel, directora en Luxemburgo del servicio de voz del asistente. Alexa, que llegará a España antes de fin de año, tiene, entre otras, la capacidad de recibir órdenes mediante la voz y, de esta manera, establecer alarmas, reproducir música, audiolibros, y proveer noticias e información del tráfico y clima.

El objetivo de la empresa estadounidense es que el asistente pueda ser utilizado en cualquier lugar en el que se encuentren las personas y, además, continuar potenciando sus habilidades. En esta área ya disponen de decenas de emprendedores en todo el mundo que ofrecen sus iniciativas para mejorar el producto, según ha remarcado Fabrice Rousseau, director europeo de habilidades de Alexa.

En ese sentido, Rousseau ha sostenido que en el último año Alexa ha aumentado desde los 4.000 a los 20.000 dispositivos con los que tiene compatibilidad. Noel ha añadido que se focalizarán en lograr una mejor compatibilidad con dispositivos del hogar y ha dicho que harán especial énfasis en los más complejos, como los televisores.

La empresa ha mostrado distintas recreaciones de sus proyectos de innovación, entre ellas una versión de Alexa de tres metros de alto y alrededor de un metro de diámetro (en realidad el asistente virtual toma cuerpo en un altavoz de 15 centímetros de largo y 8,7 centímetros de diámetro llamado Echo) en el que se podía entrar e interactuar con el dispositivo.

En las paredes internas de este Alexa gigante estaban pegadas frases para interactuar con el asistente, entre las que se encontraban preguntas para hacerle relacionadas al clima de Londres y sobre géneros musicales, pero algunos fueron más allá e intentaron desafiar a Alexa.

“No soy un show”, contestó Alexa cuando una periodista, de 24 años, le pidió que le cuente una historia interesante. El asistente también tiene la capacidad de cantar –con una voz afinada- si se le solicita. Y, del mismo modo que tiene la intención de asistir, también puede ser usado para el acompañamiento.

Empleo cualificado

Amazon ha utilizado, además, esta primera jornada de la innovación para Europa para anunciar que ha llegado a los 5.500 trabajadores altamente calificados en los 25 centros de desarrollo que posee en todo el continente. Dos de esos centros se encuentran en España, en las ciudades de Madrid y Barcelona. Amazon ha destacado que las principales profesiones en las que invierte son en ingenieros especializados en robótica y aeroespacio, arquitectos y expertos en software y hardware.

La multinacional ha afirmado que ya hay 200.000 puestos de trabajo en Europa que están relacionados con las ventas en sus plataformas digitales, de los cuales 10.000 se encuentran en España. Y ha asegurado que en 2017 las pequeñas y medianas empresas españolas exportaron productos en la tienda virtual Amazon Marketplace por un valor total de 250 millones de euros.

Amazon también habla castellano

Españoles. Dos de los trece ponentes de la jornada han sido los españoles Hugo Zaragoza, jefe de Machine Learning (aprendizaje automático) en el centro de Amazon en Barcelona, y Jaime Vallori, jefe de Desarrollo de Software en Madrid. Zaragoza se encarga de analizar el comportamiento de los clientes en las búsquedas que realizan en las tiendas virtuales de Amazon. Zaragoza ha subrayado que Amazon obtiene información valiosa de las segundas búsquedas de los usuarios, que en muchos casos están relacionadas con las primeras. Analiza este comportamiento para ofrecer a próximos usuarios no solo lo que buscan, sino otros productos que podrían comprar. Vallori lidera el sector de negocios para empresas en el que se ocupan de organizar guías para que los usuarios de las compañías se adapten a la políticas que fija la empresa.

Normas
Entra en El País para participar