Infraestructuras

Congo confía en ACS y Three Gorges para lanzar su presa de 12.200 millones

Firman un acuerdo de desarrollo para el plan hidroeléctrico INGA III

La primera fase prevé 4.800 MW en el río Congo

Firma del pacto de ACS y Three Gorges con el Gobierno del Congo, con José Alfonso Nebrera (ACS), primero por la izquierda, y Chi Zhenbo (Three Gorges) en la derecha.
Firma del pacto de ACS y Three Gorges con el Gobierno del Congo, con José Alfonso Nebrera (ACS), primero por la izquierda, y Chi Zhenbo (Three Gorges) en la derecha.

El que es considerado uno de los mayores proyectos para la producción de energía en África, el de la ampliación de las presas y desarrollos hidroeléctricos del río Congo, en la República Democrática del Congo, ha dado esta semana un importante paso adelante con la selección de socios preferentes para su ejecución: el tándem hispanochino liderado por ACS y Three Gorges Corporation. El presupuesto del conocido como INGA III alcanza los 14.000 millones de dólares (12.181 millones de euros), sobre un proyecto global que supera los 80.000 millones de dólares para el desarrollo de un total de 42.000 megavatios (MW).

Ambas compañías, junto a otros integrantes de sus respectivos consorcios, como la española AEE Power (antigua filial de Eurofinsa), van de la mano desde junio de 2017 tras años de competencia. La alianza, que da respuesta a una petición del Gobierno, firmó el martes un acuerdo con la Agencia estatal para el Desarrollo y Promoción del Gran Inga (ADPI-RDC). Fue en Kimshasha y en presencia del presidente Joseph Kabila Kabange.

El encargo se enmarca en la puesta en marcha de hasta 42.000 MW, con un presupuesto global de 80.000 millones de dólares

Finalizado el acto, el mandatario congoleño mantuvo un encuentro con la ministra sudafricana de Relaciones Internacionales, Mme Lindiwe Sisulu. Y es que la República Democrática del Congo proyecta 4.800 megavatios en la central hidroeléctrica INGA III que alimentarían tanto a los grupos mineros de Katanga, en el sureste del país, como a Sudáfrica. Este último se comprometió tiempo atrás a comprar más de la mitad de energía producida.

El concurso lleva siete años en pie, y la idea de ampliar las presas del segundo mayor río de África, con 4.700 kilómetros de longitud, cuenta ya más de 30 años. Este largo recorrido y los retrasos en el calendario previsto han rodeado de fuerte incertidumbre el proyecto, que fue apoyado de inicio por el Banco Mundial y el Banco Africano de Desarrollo. Las idas y venidas (el Banco Mundial congeló su aportación en 2016 tras comprometer 73 millones para la asistencia técnica) han hecho que se imponga la cautela entre las empresas pese a la firma de un acuerdo que el Gobierno vende como vital para su proyecto hidroeléctrico.

Estudios previos

A finales del año pasado se manejaba 2021 como fecha para comenzar con la producción de energía, aunque la ejecución total podría llevarse hasta 11 años. Las adjudicatarias deben realizar ahora detallados estudios de viabilidad antes de lanzarse con la esperada obra civil e instalación de redes de instalación.

Los firmantes del pacto con la ADPI-RDC han sido José Alfonso Nebrera y José Ángel González, director general de ACS Servicios y presidente de AEE Power, respectivamente. Por Three Gorges selló el acuerdo Chi Zhenbo, asistente del conglomerado que tiene activada una opa por el 100% de la energética EDP.

La de INGA III es una de las cinco ampliaciones planificadas para aprovechar el caudal del río Congo en un país en el que, según datos del Banco Mundial, solo un 17% de la población tenía acceso a eléctricidad en 2016.

Rivales fuera de juego

Un tercer equipo se quedó por el camino. La integración de los consorcios de ACS y Three Gorges Corporation, que presentaron su candidatura conjunta el pasado mes de junio, dejó en la cuneta a un tercer equipo interesado en el proyecto de las presas del río Congo. Este estaba formado por las surcoreanas Daewoo y Posco, y la canadiense SNC Lavalin.

Retirada. El Banco Mundial suspendió en 2016 su aportación inicial al proyecto INGA III a la vista de un cambio de enfoque por parte del Gobierno. La entidad había aportado ya un 6% de los 73 millones de dólares comprometidos para los estudios de viabilidad técnica. Pese a ello, sigue de cerca el megaproyecto.

Normas