Los auditores reclaman un supervisor independiente

Creen que se acabaría con la “interpretación subjetiva” de las normas

Rechazan el borrador de reglamento que está elaborando Economía

Ferrán Rodríguez, presidente del Instituto de Censores Jurados de Cuentas de España (ICJCE), ayer, en Toledo.
Ferrán Rodríguez, presidente del Instituto de Censores Jurados de Cuentas de España (ICJCE), ayer, en Toledo.

El presidente del Instituto de Censores Jurados de Cuentas de España (ICJCE), Ferrán Rodríguez, ha reclamado esta mañana, en la inauguración del vigésimocuarto Congreso Nacional de Auditoría, un nuevo modelo de supervisión más desligado del poder ejecutivo, ya que el actual procede de una ley de 1988 y se caracteriza por su dependencia ministerial. El Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) es un organismo autónomo ligado al Ministerio de Economía y Empresa.

“El supervisor, como los auditores, tiene que ser independiente. De esta forma se eliminaría uno de los principales problemas con el que nos encontramos los auditores: nuestras normas son más principios, que preceptos detallados y concretos, por lo que siempre existe un margen para su interpretación subjetiva. Creemos que con un supervisor completamente independiente este problema se reduciría al mínimo, ya que le permitiría tener un carácter más prudencial, anticipándose a los problemas”, ha destacado Rodríguez durante su intervención.

 El presidente del ICJCE ha criticado el contenido del reglamento de la Ley de Auditoría de Cuentas (LAC), en trámite de audiencia pública, al considerar que su actual redacción, si no se modifica, acarrearía problemas importantes. “Generaría cargas administrativas que creemos que pueden evitarse, y que ya son de por si muy elevadas. Establece límites a nuestra libertad de empresa al tratar de imponer un modelo único de organización interna. Y limita la libre competencia al establecer condiciones para los auditores de Entidades de Interés Público que los auditores medianos y pequeños tendrán difícil cumplir”, ha señalado. Rodríguez se ha mostrado abierto a dialogar con el Ejecutivo y con el ICAC para que el reglamento incluya sus dos principales reivindicaciones. “Que sea producto de un amplio acuerdo y que ayude a los auditores a centrar sus esfuerzos en mejorar la calidad de su trabajo”, ha reclamado.

 

 

 

Normas
Entra en El País para participar