Aerolíneas

El regulador británico de competencia investiga el acuerdo de IAG para las rutas a Norteamérica

IAG defiende la alianza, previa a la fusión, con American Airlines y Finnair

Ante el brexit, la CMA revisa el acuerdo alcanzado en 2010 con la Comisión Europea

Aviones de British Airways en Heathrow.
Aviones de British Airways en Heathrow.

El regulador británico de competencia, la CMA (Competition and Markets Authority) ha anunciado hoy que investigará el acuerdo de British Airways e Iberia con otras dos aerolíneas para compartir rutas a Norteamérica, firmado en 2010. En el momento del pacto, previo a la creación de IAG, las empresas (British Airways, Iberia, American Airlines y Finnair) llegaron a un compromiso con la autoridad de competencia europea, compromiso que expira en 2020 y que la CMA está revisando.

IAG ha defendido el acuerdo; en un hecho relevante remitido a la CNMV ha afirmado que "responderá a su revisión del negocio conjunto transatlántico", añadiendo que el pacto ha permitido menores tarifas y la apertura de 45 nuevas rutas en este corredor, incluyendo 14 al Reino Unido. "A su vez, las aerolíneas son capaces de alinear sus itinerarios y frecuencias con el fin de mejorar las opciones de viaje de sus clientes".

El acuerdo de negocio supone compartir ingresos e información en estas rutas, lo que en la práctica provoca que estas aerolíneas no se hagan la competencia entre sí. La CMA, de todos modos, ha resaltado que la investigación está en una fase preliminar y que no debe asumirse que las empresas están incumpliendo la normativa de competencia.

Em 2010 la Comisión Europea aceptó la asociación de las compañías a condición de que abordaran posibles problemas de competencia en seis rutas, lo que requería ceder derechos de despegue y aterrizaje a otras aerolíneas en los aeropuertos londinenses de Heathrow o Gatwick. Las rutas conflictivas eran Londres-Dallas, Londres-Boston, Londres-Miami, Londres-Chicago, Londres-Nueva York y Madrid-Miami. La CMA ha decidido revisar el acuerdo con antelación a su vencimiento para estar preparada en el caso de que dentro de dos años la CE ya no tenga jurisdicción sobre el Reino Unido.

Normas