¿Titulados universitarios o Formación Profesional? Las empresas ya demandan ambos (casi) por igual

Las vacantes ofertadas se igualan, aunque quienes estudian FP tienen un sueldo inferior, según el último informe Infoempleo Adecco

La oferta de empleo ha crecido un 13,13% en el último año, la mayor subida de la última década

Empleo

Hasta hace poco, las titulaciones universitarias parecían el requisito imprescindible para acceder al mundo laboral. Sin embargo, poco a poco, la Formación Profesional ha ido ganando peso en España y hoy, el porcentaje de ofertas para ambos titulados es prácticamente el mismo, según el Informe Infoempleo Adecco: Oferta y demanda de empleo en España, publicado este martes.

En 2017, el 40,5% de las ofertas incluían entre sus requisitos que el candidato contara al menos con una titulación universitaria, porcentaje que asciende al 49% si se tienen en cuenta solo las ofertas en las que se exigía formación cualificada. Mientras tanto, el 40,3% de los empleos estuvo dirigido a titulados de Formación Profesional, lo que supone un aumento de ocho puntos respecto al año anterior. Sin embargo, este aumento de la demanda no ha ido acompañado de una igualación de los sueldos: los titulados universitarios cobran entre 5.000 y 8.000 euros brutos más al año que quienes han realizado un ciclo formativo de grado medio o superior. Además de la formación, la experiencia laboral es fundamental para acceder a los puestos de trabajo: el 80,5% de las ofertas lo exige.

Independientemente de los requisitos exigidos por las empresas, lo cierto es que el panorama laboral parece más positivo que en los últimos tiempos. Las ofertas de empleo han crecido un 13,13% en el último año, el mayor aumento de la última década. Y, de hecho, "existen problemas a la hora de cubrir determinadas vacantes", explica Jorge Guelbenzu, director general de Infoempleo. "Hay mucha más oferta de empleo que antes, pero también hay más oferta de empleo cualificada y faltan profesionales en este sentido. Los trabajadores ahora son menos fieles a las empresas porque ha finalizado la crisis y ha aumentado la rotación laboral”, continúa.

Por sectores, servicios vuelve a ser líder con un 56,4% de las ofertas generadas, cae desde el 57,8% de hace un año. Por detrás se sitúan industria (26,5), TIC (12,76%), construcción (3,67%) y agricultura (0,73%). El impulso de la edificación residencial y de la creación de vivienda ha vuelto a tirar del empleo del sector de la construcción, que aumenta más de un punto porcentual en el último año, aunque aún queda lejos de las cifras previas a la crisis.

Por comunidades, Madrid acumula el mayor número de vacantes, seguida de Cataluña y País Vasco. Entre las tres comunidades suman más del 50% de la oferta total, aunque solo las provincias de Madrid y Barcelona engloban el 45,5% de los puestos ofertados en todo el país. 

A pesar de la mejora de la situación laboral, los españoles siguen saliendo al exterior a trabajar. El 0,72% de las ofertas generadas y difundidas en España en el último año fueran para cubrir un puesto en el extranjero, lo que supone un incremento del 2,09% respecto al año anterior. “Antes solo exportábamos profesionales no cualificados, ahora se demandan profesionales cualificados, de ahí que el salario ofertado en las ofertas en el extranjero sea casi el doble del ofertado en España”, subraya Guelbenzu.

Normas