El seguro prepara su arsenal para asumir más riesgos en sus inversiones

El 47% del sector planea hacer inversiones más arriesgadas

Buscarán opciones en Bolsa, deuda emergente y activos alternativos

Inversiones pulsa en la foto

El sector asegurador es uno de los grandes inversores planetarios. Para los próximos meses, su intención es pisar el acelerador y comprar más activos de riesgo (Bolsa, deuda emergente, bonos de empresas de baja calidad, capital riesgo...). Los directivos de esta industria consideran que los riesgos geopolíticos se han reducido y buscan nuevas inversiones para lograr retornos en un escenario de bajos tipos de interés.

Estas son las principales conclusiones de un estudio realizado por la firma BlackRock a 372 directivos de aseguradoras y reaseguradoras de 27 países, que representan un volumen de activos bajo gestión de 7,8 billones de dólares (unos 6,8 billones de euros).

De acuerdo con la encuesta, realizada el pasado mes de agosto, solo el 30% de los directivos de aseguradoras está preocupados por el riesgo geopolítico (frente al 71% de hace un año), y el riesgo regulatorio solo le concierne al 30% (frente al 64% de hace un año).

¿Dónde van a invertir?

  • Activos ilíquidos. Los fondos de capital riesgo, o fondos de infraestructuras no se pueden comprar y vender en cualquier momento. Exigen un periodo de indisponibilidad pero, a cambio, tienen unos retornos superiores a otros fondos comparables y, además, están más descorrelacionados de la evolución de la Bolsa.
  • ‘Hedge funds’. Los fondos alternativos tratan de invertir desmarcándose del comportamiento de los activos tradicionales. Algunos buscan la generación de rentas u obtener un retorno absoluto en un cierto periodo de tiempo.
  • Materias primas. El 36% de las aseguradoras encuestadas aseguran que van a aumentar su inversión en materias primas, como el oro o el petróleo, durante los próximos meses.
  • Préstamos. Algunos fondos permiten invertir en préstamos a empresas. Es otra fórmula para desmaracarse de la evolución de los fondos tradicionales.

Esta visión optimista de cara a los próximos meses está animando a muchas compañías de seguros a asumir más riesgos. El 47% tiene previsto comprar activos más arriesgado para sus carteras durante los próximos 12-24 meses. Hace un año, ese porcentaje era tan solo del 9%.

En concreto, quieren aumentar su exposición a Bolsa (el 31%), a deuda corporativa de baja calidad (un 36%) y activos ilíquidos como fondos de capital riesgo (un 40%).

“Las aseguradoras españolas tienen menos del 1% en activos alternativos, cuando la media en Europa supera el 3%”

“Una de las explicaciones más claras es la presión en márgenes. Con la fuerte competencia, las aseguradoras cada vez obtienen menos dinero de la venta de pólizas, así que se están planteando aumentar los ingresos en la parte activa de su balance, yendo a inversiones que ofrecen mayores retornos ajustados por riesgo”, explica Patrick M. Liedtke, directivo de BlackRock y autor del estudio.

Tradicionalmente, las aseguradoras han invertido casi todas sus carteras en los activos más seguros, deuda soberana y bonos emitidos por las empresas más solventes. También en inmobiliario. Sin embargo, la política monetaria de tipos cero ha reducido con fuerza la rentabilidad de esos activos, por lo que el sector está buscando otras alternativas.


Firmas especializadas

Ante el aumento de la demanda de este tipo de inversiones por parte de las aseguradoras, han surgido en España varias firmas y líneas de negocio que quieren quedarse con parte del pastel .

Una de ellas es Dunas Capital. Su presidente, David Angulo, explicaba en la presentación del proyecto que, con los tipos cero, el envejecimiento de la población y el aumento del ahorro, “las aseguradoras están buscando fórmulas para poder invertir y lograr retornos atractivos sin asumir riesgos excesivos”. La firma tiene un fondo que invierte en leasing de aviones, fondos de infraestructuras, fondos de retorno absoluto... y quieren llegar a 5.000 millones de activos bajo gestión en 2020.

El grupo Altamar, especializado en compañías de capital riesgo, fichó hace unos meses a José Caturla, para comercializar este tipo de productos. “Entre las aseguradoras españolas hay mucho interés por aumentar la exposición a este tipo de activos. Hoy el porcentaje de inversiones alternativas es inferior al 1%, cuando la media en Europa supera el 3%”, explica el experto. El vehículo que más compran las aseguradoras son fondos que invierten en un grupo amplio de fondos internacionales de capital riesgo, para diversificar.

Normas