Apple impedirá que repares el MacBook Pro o el iMac Pro por tu cuenta

Apple impedirá que repares el MacBook Pro o el iMac Pro por tu cuenta

La introducción de un software detectará cuando se introducen piezas no originales

La reparación de un ordenador es algo que tarde o temprano nos llega a todos salvo que tengamos suerte y el equipo no de ningún problema, o que directamente lo hayamos vendido antes de darlos. Y como es lógico, muchos optamos en primer lugar por repararlo nosotros mismos, ya que en muchas ocasiones es posible. Pero esto cambiará dentro de poco, ya que Apple se va a poner seria, y como ya ocurre con sus iPhone, va a bloquear cualquier intento de reparación por parte de alguien que no pertenezca al servicio técnico oficial o reemplace el equipo con piezas no genuinas.

Apple Service Toolkit 2, la clave

Tanto los nuevos iMac Pro como el MacBook Pro, han incorporado un nuevo software, denominado Apple Service Toolkit 2, que va a hacer mucho más difíciles, por no decir imposibles, la reparación de uno de sus equipos fuera de sus servicios oficiales. El objetivo de este software es el de que cuando se detecte que una pieza ha sido cambiada por otra que no es original, el ordenador directamente quede inservible como consecuencia de un bloqueo del sistema operativo, haciendo imposible la reparación por parte de terceras partes, algo que era bastante habitual hasta ahora, y sólo siendo reversible desde el servicio oficial.

Apple impedirá que repares el MacBook Pro o el iMac Pro por tu cuenta

Esto se ha conocido gracias a una comunicación que se está enviando a las tiendas, y en la que se advierte de estos importantes cambios a la hora de reparar los equipos. En el caso del MacBook, la tiendas y servicios de reparación que no sean oficiales, no podrán hacer reparaciones de partes tan sensibles de los dispositivos como la pantalla, la placa base, el teclado, el trackpad o la placa del Touch ID, mientras que en el iMac Pro no se podrá cambiar la memoria flash de almacenamiento ni la placa base. Todos los ordenadores de Apple que cuenten con el chip T2 verán limitadas sus reparaciones de esta manera.

Además el tercero que quiera repararlo, no podrá hacerlo tan siquiera aunque cuente con el software de Apple Service Toolkit 2, ya que para poder utilizarlo hará falta que se conecten a Internet y se identifiquen con una cuenta autorizada. De lo contrario, el ordenador quedará bloqueado por completo cuando se detecte el cambio de la pieza. Algo que como es lógico no gusta a los usuarios, y que no sabemos hasta qué punto podría estar vulnerando los derechos de los consumidores.

Normas
Entra en El País para participar