10 lecciones que deja el South Summit

Durante tres días, expertos del mundo del emprendimiento han debatido sobre el futuro de la educación y del trabajo

La formación continua, el talento y las relaciones personales han de estar en la agenda de la alta dirección

south summit
El director general adjunto de transformación de negocios y marketing de Banco Sabadell, Manuel Tresanchez; el coordinador general de alcaldía del Ayuntamiento de Madrid, Luis Cueto; el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete; la ministra de Economía, Nadia Calviño; el presidente del IE Business School, Diego del Alcázar, y el director ejecutivo de BBVA, Carlos Torres.

Tres días de debate, 16.000 asistentes registrados, 3.200 emprendedores, más de 175 fondos de inversión con una cartera que asciende a los 55.000 millones de dólares, y más de 2.500 reuniones entre startups, corporaciones e inversores. Son las cifras que ha manejado la sexta edición del South Summit, la cumbre anual de inversores y emprendedores. No obstante, aunque La Nave, el moderno edificio ubicado en el madrileño barrio de Villaverde, que ha albergado hasta este viernes el citado evento, ha dejado reflexiones de largo recorrido y que han de estar en la agenda de la alta dirección de las empresas. El escenario EnlightED, patrocinado por la Fundación Telefónica, fue el epicentro de una serie de reflexiones, centradas sobre todo en la educación y en los retos que tiene por delante la sociedad para adaptarse al mundo digital. No son todos, pero estos son algunos de los puntos clave.

  1. Aprendizaje experimental. “Los estudiantes necesitan integrar la experiencia en la clase con las vivencias en el mundo para probar y entender qué es lo que están aprendiendo en las aulas”, reivindicó el presidente de la Universidad Northeastern (Boston, EE UU), Joseph Aoun. El académico hizo hincapié en que llevar a la práctica paralelamente lo que se está aprendiendo en el aula ayuda a identificar mejor las habilidades de cada uno y saber cuáles son sus puntos fuertes. Además, es un buen ejercicio para aprender a trabajar en equipo, en entorno y con personas muy diversas. En este sentido, Auon insistió en que la principal diferencia entre los seres humanos y las máquinas es la habilidad de los primeros para aplicar el conocimiento adquirido a muchos contextos diferentes.
  2. Formación continua. Durante su intervención, el exentrenador y tío del tenista Rafa Nadal, Toni Nadal, defendió que la cualidad más importante con la que debe contar una persona es la capacidad de mejorar continuamente, y que para ello, se debe tener confianza en uno mismo. En esta línea, el presidente de la Universidad Northeastern comentó que él siempre recomienda a los estudiantes que “empiecen cultivando lo que les hace únicos como persona, porque aprender lo tendrán que hacer continuamente”.
  3. La relaciones personales en un mundo virtual. El presidente de la citada universidad aseguró que la disponibilidad de formación gratuita online no pone en jaque la universidad, ya que a su juicio, los alumnos que acuden a las clases no lo hacen por adquirir conocimientos sino por la comunidad que gira en torno a la institución. “De la misma manera que la gente acude a una cumbre como esta, que a su vez se retransmite también vía streaming, por el networkingque se hace aquí”, ilustró el académico. Una idea con la que comulgó el director ejecutivo de Eton Online Ventures, Percy Harrison, para quien la escuela primaria tampoco es un sitio donde los niños van solo a acumular conocimientos, sino que también buscan relacionarse con otras personas.
  4. Habilidades decisivas. El rector de la Universidad Carlos III, Juan Romo, explicó que “estamos digitalizando a la humanidad, pero el siguiente paso tendría que ser humanizar a las personas que están detrás de esa digitalización”. A este respecto, el director ejecutivo de Burning Glass Technologies, Matt Sigelman, recordó que cuantas más habilidades humanas requiera un trabajo, como son la creatividad, el pensamiento crítico o la innovación, menos riesgo de automatización tendrá.
  5. Personalización. Todos los individuos tienen capacidades diferentes. El experto en educación y creatividad Ken Robinson criticó que sistemas de medición, como el informe PISA, no aceptan la diversidad de talento y habilidades que presenta cada persona, ya que estos pueden estar ocultos. Por su parte el cofundador del Clayton Christensen Institute Michael Horn alegó que “los alumnos tienen lagunas en sus conocimientos, lo que puede hacer que se queden atrás. La educación online podemos solucionar esto y hacer que todos desarrollen su potencial”.
  6. La tecnología democratiza la educación. Las plataformas digitales facilitan el acceso a la formación desde cualquier parte del mundo. El presidente de la Fundación Telefónica, César Alierta, insistió en que su principal lucha es que no haya dos mundos: el de las personas que tienen educación digital y el de las que no la tienen. “Hay que educar para que tenga la mismas posibilidades un chico en un remoto lugar de África que otro en Nueva York”, defendió el directivo. También criticó que mientras se gastan 3.000 millones de euros al día en gasto militar en todo el mundo, solo serían necesarios 4.000 millones de euros al año para formar a todos los niños que no tienen acceso a la educación.
  7. La pasión no lo es todo. Aunque durante los tres días que ha durado el South Summit se habló mucho de entusiasmo, el chef Ferran Adrià insistió en que este no existe. “La pasión es mentira, solo existe si el negocio es tuyo o eres el consejero delegado. Dile a alguien que cobra 1.500 euros que hay que ser entusiasta. No, lo que se debe pedir es que sean profesionales”, sentenció el cocinero de elBulli.
  8. Las personas en el centro. “Es el momento de reinventar la educación, de colocar a las personas en el centro del nuevo mundo digital”, explicó durante su intervención el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, quien recordó que la actual revolución tecnológica que se está viviendo ahora es única y excepcional, ya que ninguna generación había vivido unos cambios tan extraordinarios como los que se suceden ahora debido a la gran cantidad de tecnología que se genera. No hay nada escrito y por ello es necesario repensar, reinventar e innovar constantemente, apuntó Álvarez-Pallete, que ha defendido la necesidad de alentar el humanismo y de ejercer una responsabilidad colectiva, con el fin de que todos tengan las mismas oportunidades y que nadie de las generaciones futuras se quede atrás. El presidente de Telefónica quiso poner el foco en otro asunto, en la manera en la que la tecnología está transformando el mercado laboral, ya que “muchos trabajos se perderán, pero también se crearán otros”. Para ello es importante la gestión de esta transición, en la que la educación, la cohesión y la protección social son decisivos.
  9. Muchas formas de emprender. “Estamos en un mundo cada vez más exponencial, donde la tecnología nos capacita, pero son las personas las que marcan la diferencia”, aseguró la presidenta de HP Iberia, Helena Herrero, durante su intervención en una mesa redonda en la que participó Barbara Oakley, profesora de Ingeniería en la Universidad de Oakland, quien ofreció a su vez una lección magistral sobre cómo aprender a aprender. También lanzó un mensaje alentador: “Hay muchas formas ahora de convertirse en emprendedor, y la gente tiene más hambre de conocimiento que nunca”. Y señaló que uno de los retos para el futuro del aprendizaje es asegurar que todo el mundo tenga acceso a ese aprendizaje online.
  10. Talento. La transformación de una empresa solo es posible si esta tiene talento. “Si no es imposible avanzar, tener un equipo excelente es imprescindible”, aseguró el presidente de BBVA, Francisco González, firme defensor de que las empresas cuenten con los mejores profesionales con las competencias clave, pero también con nuevas habilidades necesarias para transformarse. Y opinó, durante su intervención sobre el papel de la tecnología en la reinvención de las profesiones, que el proceso más complicado dentro de una organización es el cambio cultural y el ensamblaje entre los empleados que conforman las actuales plantillas con nuevo talento que se incorpora a la empresa y del que se espera sea un soplo de aire fresco.
Normas