Infraestructuras

OHL ficha jefes de construcción y financiero tras perder 843 millones en el primer semestre

El resultado neto ajustado arroja 117,5 millones en rojo, con una mejora del 13%

Nombra director general a un directivo de ACS, Manuel Álvarez, y José María Sagardoy, exdirectivo del Popular, liderará el departamento económico

Juan Villar Mir
Juan Villar Mir

El grupo OHL continúa su dura travesía por el desierto. Los resultados al cierre del primer semestre reflejan unas pérdidas de 843 millones, resultado en el que el principal lastre es el impacto contable de 550 millones en negativo por la venta de la división OHL Concesiones a IFM, cerrada en abril y por la que cobró un importeneto de 1.991 millones.

La cifra de los 550 millones en contra tras la notable desinversión, sin efecto en la caja ni el patrimonio neto, recoge las reservas de conversión registradas en los fondos propios de la empresa por el efecto de las variaciones de tipo de cambio acumuladas en el valor de los activos, tal y como exige la norma contable NIC 21.

OHL también reconoce una pérdida neta de 28,8 millones tras el resultado adverso de la demanda por el proyecto de la central hidroeléctrica Xacbal Delta, en Guatemala. El coste del despido colectivo en el grupo resta 28 millones más; otros 77 millones en contra derivan del reconocimiento de pérdidas por sobrecostes en el hospital canadiense CHUM, y los últimos 42 millones en negativo afloran con la venta de participaciones en el desarrollo hotelero mexicano de Mayakobá.

La empresa advierte que su resultado neto atribuible ajustado, con una pérdida de 117 millones en los seis primeros meses, ofrece una mejor comparación con la evolución en la primera mitad de 2017 una vez descontada la aportación del área de autopistas. Esos 117 millones en rojo suponen una mejoría del 13,3%.

Los ingresos en los seis primeros meses del año caen un 9% respecto al periodo comparable de 2017, marcando 1.445 millones, y el ebitda negativo se sitúa en 113 millones en comparación con los 13 millones que perdía OHL hace un año.

Pesca en ACS

El grupo controlado por la familia Villar Mir, enfocado ahora hacia los negocios de ingeniería y construcción, dice arrancar una nueva etapa con José Antonio Fernández Gallar como consejero delegado, la dirección general de Manuel Álvarez, y el fichaje de José María Sagardoy como principal responsable del área Económico-Financiera.

Álvarez procede de ACS, donde ha sido director general de Vías y de la filial australiana Cimic. En OHL se pondrá al frente del negocio central de ingeniería y construcción, reportando al consejero delegado. Sagardoy, por su parte, viene de ocupar hasta 2016 la dirección financiera del Popular y ha sido presentado ante los analistas como un experto en banca corporativa y gestión de riesgos. La llegada del nuevo director financiero cubre la inminente baja de Enrique Weickert, que emprenderá un nuevo proyecto al margen de OHL.

En la presentación de los resultados del primer semestre Fernández Gallar ha hecho hincapié en que espera una "recuperación gradual de la actividad", haciéndose hincapié en la rentabilidad y en la generación de caja orgánica. Al cierre del mes de junio OHL ha firmado nuevos contratos por 1.237 millones, con un 46% de ese nuevo volumen de trabajo localizado en Estados Unidos (la cartera a corto plazo del área de construcción es de 5.582 millones). De forma paralela, la constructora ha recortado un 53% la deuda bruta con recurso, hasta los 709,7 millones.

La venta de OHL Concesiones ha permitido el pago de la práctica totalidad de la deuda bancaria y un 25% de la carga en bonos. OHL ha remarcado en su presentación la obtención de 617 millones en caja neta positiva por primera vez en su historia.

Normas
Entra en El País para participar