Boletín económico

El Banco de España advierte de los riesgos del tirón del crédito al consumo

Destaca, no obstante, que "ha contribuido a la recuperación de la economía española"

Señala que de momento sigue teniendo un "peso reducido" en torno al 5% en la cartera de las entidades

Tarjeta de credito.
Tarjeta de credito.

Una de cal y otra de arena. El Banco de España reconoce que el repunte de la actividad crediticia en los últimos años, especialmente en las operaciones de financiación del gasto en bienes duraderos, “ha contribuido a la recuperación de la economía española”, pero advierte que los incrementos rápidos del crédito al consumo pueden generar “riesgos para la estabilidad financiera”.

Un su artículo ‘Evolución reciente del mercado de crédito al consumo en España’, la entidad señala que tanto la expansión de la oferta -por la mayor competencia en un contexto de bajos tipos de interés- como de la demanda han impulsado el mercado del crédito al consumo, que desde 2014 acumula un crecimiento del 47%. Explica que el tirón de la financiación del gasto en bienes duraderos, gracias en gran parte al buen comportamiento de las ventas de automóviles a particulares, ha sido un factor clave en el dinamismo del crédito al consumo, que contrata con la de otros segmentos como el destinado a la compra de vivienda, “cuyo saldo sigue contrayéndose, aunque a menor ritmo”.

Recuerda que las entidades volvieron a relajar los criterios de aprobación de préstamos a las familias durante el último trimestre de 2017 y que los tipos de interés aplicados en las nuevas operaciones se mantienen en niveles reducidos. Mientras que el coste de la financiación bancaria para la adquisición de vivienda se sitúa en torno al 2,1%, el de los nuevos fondos destinados a consumo y otros fines está en el 6,3%. Así, "la combinación favorable de factores de oferta y de demanda se ha traducido en un incremento del volumen de las nuevas operaciones de crédito", destaca el Banco de España.

Pero el Banco de España advierte que “los incrementos rápidos del crédito pueden llevar asociados algunos riesgos futuros para la estabilidad financiera y macroeconómica al elevar la vulnerabilidad de los agentes frente a perturbaciones adversas”. Alerta de que la ausencia de garantías en este tipo de préstamos, salvo en el caso de los que financian la compra de vehículos, eleva el riesgo al que se enfrentan las entidades financieras.

Para minimizar estos riesgos, la autoridad monetaria invita a los oferentes y demandantes a tener unas “expectativas prudentes” sobre la capacidad de repago de la deuda. Con todo, subraya que en España este incremento del crédito al consumo está siendo compatible con el desendeudamiento de los hogares y, además, sigue teniendo un “peso reducido” en la cartera de crédito de las entidades financieras, en el entorno del 5%.

Normas