Hacienda: la subida del diésel costará 3,3 euros al mes al usuario

La pérdida de recaudación por el impuesto eléctrico será de 1.000 millones

Montero confirma que la subida del IRPF afectará a las rentas del capital

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en el pleno del Senado.
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en el pleno del Senado. EL PAÍS

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha avanzado que la subida del impuesto al diésel que contempla el Gobierno va a significar un gasto adicional de unos 3,3 euros mensuales para el consumidor que haga unos 15.000 kilómetros anuales y tenga un vehículo con una antigüedad media.

En declaraciones a RNE, la ministra ha explicado que la subida va a ser de 38 euros por cada 1.000 litros de combustible, al tiempo que ha insistido en que el incremento de precio del diésel no afectará a los profesionales del transporte. "Espero que no tenga una repercusión importante en el bolsillo del consumidor (...) va a ser su granito de arena para que nuestros nietos puedan disfrutar de un planeta verde", ha añadido.

Sobre la eliminación del impuesto a la generación eléctrica avanzada ayer por la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, la titular de Hacienda ha dicho que tendrá un coste del entorno de 1.000 millones de euros para el erario público. Además, ha avisado de que Hacienda estará "muy vigilante" para garantizar que la supresión de este impuesto se repercuta en la factura, porque el objetivo final de esta medida es abaratar el coste de la electricidad a los usuarios.

Este impuesto, un 7% sobre la generación eléctrica, supondrá un recorte en la factura de la luz de entre el 2% y el 4%. La ministra ha destacado que con esta medida el Gobierno se muestra "sensible" a la realidad de los hogares españoles, que han visto incrementar el precio de la luz, y ha advertido de que estará "vigilante" para que la supresión de este impuesto "repercuta realmente" en la factura que pagan los usuarios de la energía eléctrica. La titular de Hacienda ha descartado rebajar el IVA de la factura eléctrica, situado actualmente en el 21% y que Unidos Podemos ha pedido reducir al 10%.

Subida del IRPF a las rentas altas

La ministra de Hacienda ha confirmado que la subida del IRPF a las rentas altas será a partir de los 140.000 euros anuales y no a los de 150.000, y que será de tres o cuatro puntos. Además, ha apuntado que subirá el impuesto para a las rentas del capital, si bien no ha precisado de cuántos puntos podría ser: aún "se está trabajando en la confección de la arquitectura".

En la actualidad hay tres tramos de IRPF para el capital, de forma que las ganancias hasta 6.000 euros tributan al 19%, los siguientes 44.000 euros lo hacen al 21% y a partir de 50.000 euros, al 23%.

Impuesto a la banca

Montero también ha ratificado la intención del Gobierno de imponer un mayor gravamen al sector bancario, ya sea por la creación de un impuesto a las transacciones o por un incremento del Impuesto de Sociedades, añadiendo que, en cualquier caso, la banca "tendrá que hacer un esfuerzo adicional en 2019".

La titular de Hacienda ha explicado que el Gobierno, tal y como se había comprometido, está abordando la fiscalidad del sector financiero por diferentes vías, como con la imposición de un nuevo impuesto sobre las transacciones financieras o mediante una reforma del tipo impositivo sobre Sociedades que afecte directamente a los bancos.

"Son dos líneas importantes en las que estamos trabajando y que estamos abordando con el sector, así como también la aportación que las entidades realizan al Fondo de Garantía de Depósitos (FDG)", ha señalado Montero en declaraciones a RNE recogidas por Europa Press.

Normas