La gran distribución reclama una regulación más flexible para abordar su transformación digital

El presidente de Anged ha pedido una legislación unitaria en las comunidades autónomas

Del Val ha lamentado que el sector arrastra una normativa "desde los años 80"

Fachada de un establecimiento de El Corte Inglés.
Fachada de un establecimiento de El Corte Inglés.

La Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged), que cuenta entre sus asociados con empresas como El Corte Inglés, Ikea, Eroski o Alcampo, ha exigido hoy, en el marco de su asamblea anual, una nueva normativa más flexible que permita acometer la transformación digital de las grandes compañías.

Ante la presencia de Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y Turismo, el presidente de Anged, Alfonso Merry del Val ha explicado que "digitalizarse no es sólo empezar a vender online" sino que supone una "transformación profunda de toda la estructura y estrategia de las compañías".

Del Val ha reiterado que "este cambio de paradigma del consumo y comercio requiere de una normativa sin precedentes, desde aspectos relacionados con la tecnología hasta operativas fundamentales como una fiscalidad no discriminatoria, libertad de establecimiento, flexibilidad de horarios, unidad de mercado y seguridad jurídica".

En concreto, el presidente de Anged ha reclamado una legislación unitaria en las comunidades autónomas que facilite la operatividad de las grandes empresas de distribución. "Los legisladores, sobre todo los autonómicos, no pueden quedarse al margen del cambio de la sociedad digital que se está produciendo, en especial, en el consumo y el comercio". De igual forma, ha reiterado que, de no acometer el cambio regulatorio " el coste de oportunidad sería muy alto en términos de competitividad, crecimiento y empleo".

Merry del Val ha solicitado a los legisladores autonómicos "dejar atrás la dicotomía entre canal físico y digital o el viejo conflicto entre pequeño comercio y distribución", para trabajar en un nuevo marco normativo "seguro, estable y sencillo, construido sobre la base del entendimiento y una visión estratégica de futuro".

En la clausura del evento ha participado Michael Koening, director adjunto de Retail de la Comisión Europea, que recientemente ha situado a España como el segundo país de la Unión Europea con mayores restricciones al ejercicio del comercio. A propósito del estudio de Koening, Del Val ha señalado que se trata de "una legislación cambiante y fragmentada que viene desde mediados de los años 80 que se ha centrando en limitar a los grandes formatos comerciales, perjudicando su competitividad con restricciones de horarios, barreras a la apertura de tiendas, impuestos específicos y restricciones de las ofertas".

Normas
Entra en El País para participar