La calle Serrano se convierte en la nueva Meca de la banca privada

La mudanza más emblemática ha sido la de Abante Asesores

Las firmas buscan dar un mejor servicio y trasladar una buena imagen

Gestoras calle Serrano Madrid pulsa en la foto

Hace ocho años que concluyeron las obras de la madrileña calle Serrano, la más cara de España, en su zona noble. Desde aquel septiembre de 2010, cuando la crisis empezaba a devorar a los españoles, el cambio que ha vivido esta zona de Madrid ha sido radical. Las mejores marcas de moda fueron tomando posiciones, luego las joyerías, los sastres... y ahora es la banca privada y las gestoras de fondos quienes se han hecho un hueco. Dinero llama a dinero.

“Antes todos los bancos se pegaban por estar en el Paseo de la Castellana, pero cada vez son más los que trasladan sus oficinas para los clientes de más patrimonio a Serrano”, explica Ana Zavala, directora nacional oficinas en la consultora inmobiliaria Savills Aguirre Newman.

La calle Serrano se inicia en la Plaza de la Independencia, a los pies de la Puerta de Alcalá. Sus 240 números se extienden a lo largo de 4,1 kilómetros, pero su zona más exclusiva llega tan solo hasta el cruce con la calle María de Molina. En este tramo se concentran cerca de una veintena de compañías de servicios financieros, desde gestoras de fondos de inversión a sociedades de valores, pasando por firmas de capital riesgo y bancos internacionales.

Uno de los últimos traslados y, tal vez, el más emblemático es la mudanza de Abante Asesores a la misma Plaza de la Independencia, justo en el arranque de la calle. La firma de asesoramiento financiero presidida por Santiago Satrústegui alquiló hace un año un edificio emblemático a Mapfre y lo ha convertido en símbolo de su vocación de expansión. El desembarco se produjo en el primer trimestre de 2018.

El inmueble tiene 4.000 metros cuadrados distribuidos en cinco plantas. Abante Asesores ocupa las plantas primera, sexta, séptima y octava (con terraza con vistas al parque de El Retiro). Además cuenta con un auditorio para celebrar conferencias. Antes la firma ocupaba un edificio de uso mixto (viviendas y oficinas) en la calle Ayala, que siguen manteniendo.

“Este edificio es un símbolo de los grandes retos que va a afrontar Abante Asesores en los próximos años. Nos permite atender mejor a nuestros clientes y ofrecer un mayor nivel de confort para nuestros empleados”, recuerda a menudo Satrústegui.

La existencia de bancos privados en Serrano no es una novedad, pero con las obras de reforma de la calle (iniciadas en 2009) y la reestructuración del sector bancario fueron muchas las oficinas que cerraron. Ahora la calle vive un renacimiento.

“Con la reforma de la calle se ha mejorado la dotación de aparcamiento. Además, es una zona con muchísimas tiendas y restaurantes, lo que supone un atractivo para los clientes”, apunta Zavala. “Es normal que un cliente de banca privada prefiera verse con su gestor en Serrano, que en las Cuatro Torres [los cuatro rascacielos edificados al norte del Paseo de la Castellana]”, explica.

Otra de las últimas firmas en trasladarse a la Milla de Oro ha sido Trea Asset Management. La gestora ha ocupado dos plantas en un inmueble recién reformado en Serrano 66. “Para nosotros es importante estar aquí, porque nos permite estar más cerca de nuestros socios institucionales, de clientes, de colaboradores, del regulador... ”, explica Antonio Muñoz, director general de la gestora.

Esta firma se suma a Santander AM (la tercera mayor gestora del país, con 53.000 activos bajo gestión, con sede en Serrano 69), a la banca privada de Banco Sabadell (Serrano, 67) y Morgan Stanley (el mayor bróker bursátil extranjero de España, Serrano, 55).

Uno de los traslados que ejemplifica muy bien la metamorfosis financiera de la calle es la de Bank of America Merrill Lynch, el segundo mayor banco de Estados Unidos. La firma tenía su sede española en la emblemática Torre Picaso, pero hace tres años se mudó a Marqués de Villamagna, esquina Serrano, para estar más cerca de sus clientes de banca privada.

Otro peso pesado financiero ubicado en la señorial calle es la Mutualidad de la Abogacía. Esta firma, con sede en Serrano 9 y regulada por la Dirección General de Seguros, administra los activos de cientos de miles de abogados españoles. Tiene casi 7.000 millones de activos bajo gestión.

“La mayor parte de las firmas financieras que han elegido Serrano es porque buscan dar imagen, pero porque quieren prestar un mejor servicio. Además, la figura del director de recursos humanos cada vez es más importante en estos procesos de mudanza, porque se quiere buscar una ubicación en la que el empleado esté cómodo”, explica Zavala.

Normas