El Gobierno negociará con Podemos subir los impuestos del ahorro a las rentas altas

La formación morada estima que se recaudarían 1.000 millones subiendo el IRPF a partir de 120.000 euros

El Ejecutivo apuesta por gravar las transacciones financieras de la banca

Subida impuestos
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, ha asegurado que el Gobierno está dispuesto a estudiar una posible subida de la fiscalidad del ahorro para que los rendimientos de capital sean progresivos al igual que lo son los de trabajo. Así, el tipo a aplicar sería más alto cuanto más se ingrese en concepto de rendimientos de capital.

En una entrevista concedida a Europa Press, Echenique ha señalado que en la reunión que su organización mantuvo esta semana con el Gobierno para acordar las cuentas públicas del próximo año, el Ejecutivo de Pedro Sánchez abordó la posibilidad de aplicar un tipo superior a quien gana "mucho dinero" a través de plusvalías procedentes del rendimiento de capital, con lo que se conseguiría una "progresividad real".

No obstante, no se llegó a ningún acuerdo concreto, ya que esta reunión con el Gobierno fue una primera toma de contacto. "A ambas partes nos resultó curioso que esa parte del impuesto no fuese progresiva y barajamos estudiarlo en próximas reuniones", según ha señalado Echenique.

Como ya avanzó este diario, la subida del gravamen del ahorro para rentas superiores a los 150.000 euros fue una propuesta que ya hizo en PSOE para complementar su propuesta de incremento del IRPF para este colectivo. 

El cálculo socialista es que incrementar el tipo marginal de estas rentas al 26,5% supondría recaudar 400 millones de euros mientras que un mayor gravamen del ahorro arrojaría otros 1.500 millones, sumando así una recaudación de unos 1.900 millones de euros al año.

Respecto al IRPF, Echenique considera que aumentar el tipo a las rentas de más de 120.000 euros no sería una de las medidas con las que más se recaudaría, del entorno de los 1.000 millones, según sus cálculos, pero sería una medida "de justicia fiscal".

"La fiscalidad no solo sirve para pagar el Estado de Bienestar, también sirve para que haya justicia económica en el país y para que cada uno, en función de su riqueza, contribuya de una manera progresiva", ha resaltado Echenique.

En esta línea, Echenique ha insistido en que hay que intentar que los que más tienen y ganan contribuyan de manera "más generosa" a los ingresos del Estado. Según Gestha, la recaudación que se lograría aumentando la fiscalidad del ahorro podría incrementar en otros 1.500 millones la recaudación.

Por otra parte, Podemos ha propuesto al Gobierno eliminar las deducciones fiscales por invertir en planes privados de pensiones, medida con la que la formación calcula que el Estado podría ingresar unos 2.000 millones más, aproximadamente, mejorando las arcas de la Seguridad Social, según Echenique. Actualmente, las aportaciones que se realizan a fondos de pensiones privados tienen exenciones fiscales hasta un máximo de 8.000 euros anuales.

El colectivo de técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) considera que las deducciones por invertir en estos instrumentos de ahorro son regresivas porque benefician a las rentas más altas. Así, mientras que los ciudadanos con una renta inferior a los 30.000 euros se benefician del 29,3% de las reducciones fiscales, los que ganan a partir de 60.000 euros disfrutan del 70,7% de las mismas.

Impuesto a la banca

Sobre el impuesto a la banca, Echenique ha afirmado que el debate se centró en buscar dónde están los privilegios fiscales de los bancos para modificar la legislación y reducirlos o quitarlos. Principalmente, en la reunión se habló de gravar las transacciones, "tanto de las ordinarias como de las especulativas, pero todavía no se ha llegado a ningún acuerdo.

"Hay que entender que el sector bancario es el que goza de mayores privilegios fiscales entre las grandes corporaciones", ha asegurado Echenique, que ha puesto de ejemplo que "en 2016 el Banco Santander ganó más de 7.000 millones de euros y pagó 0 euros de Sociedades".

Para su formación, es "sensato" tratar a la banca de manera "específica". Además, considera que se podría ser "ambiciosos" y que hay margen a la hora de poner imposición a las transacciones financieras.

Según Echenique, esta medida no afectaría a las familias, inversores normales o personas que tienen sus ahorros en acciones y no están todo el día operando en bolsa, dado que la imposición a las transacciones sería inferior al 1%, "más pequeña que el IVA del pan".

En concreto, la tasa a las transacciones financieras está pensada para quienes especulan y manejan derivados financieros, es decir, para los fondos 'buitre' o los grandes especuladores, ya que "sobre estos agentes sí que tendría mayor repercusión, aunque fuese un porcentaje pequeño".

Tasa digital

Respecto al impuesto digital, la idea del Gobierno pasa primero por calcular el volumen de negocio que las grandes multinacionales de Internet llevan a cabo en el país para estimar después sus obligaciones tributarias. Para ello, el Ejecutivo estudiará el tipo de transacciones que llevan a cabo, los pagos y las compras que se hacen en esas plataformas, según ha detallado Echenique, que ha reconocido que se trata de un proceso "complejo".

"Podría ser que una empresa tecnológica como Google o Facebook hiciera un volumen de negocio muy alto en España y, sin embargo, pagara los impuestos en otro país, que es lo que está pasando y hay que intentar que no pase. Parece que hay un problema ahí, porque hay impuestos que se están dejando de pagar", ha indicado.

El Gobierno se ha comprometido con Podemos a pasarle el borrador que está preparando al respecto, que la formación morada estudiará "al detalle" antes de adoptar una posición.

Sociedades

Respecto al Impuesto de Sociedades, el secretario de Organización de la formación morada considera que la modificación de este tributo debe ser "simple", porque es un impuesto "enormemente complejo". "Cuanto más sencilla sea la modificación, mejor", ha apostillado Echenique.

En esta línea, ha puesto de relieve que las pymes pagan "mucho más" de tipo efectivo de Sociedades que las grandes corporaciones y, bajo su punto de vista, "eso no tiene ningún motivo". "No tiene ninguna lógica económica que se penalice a las pymes y se dé ventaja a las grandes para que puedan competir deslealmente con las pymes", ha subrayado.

En la reunión, se trataron y exploraron vías de evitar o reducir los privilegios fiscales y la posibilidad de establecer un tipo mínimo de recaudación que, "seguramente", sería superior al 15%, aunque Echenique se ha mostrado prudente en este aspecto y ha afirmado que "habría que estudiarlo".

Normas