Economía

Tormenta en Argentina: el peso se desploma el 8% y Macri pide al FMI que adelante el rescate

Las subidas de tipos en EE UU y la crisis turca agudizan la presión sobre el país

La divisa sufre la mayor caída en tres años y cae más del 40% en 2018

Captura de un video cedido por la Presidencia de Argentina, que muestra al mandatario argentino, Mauricio Macri, mientras anuncia un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.
Captura de un video cedido por la Presidencia de Argentina, que muestra al mandatario argentino, Mauricio Macri, mientras anuncia un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. EFE

El peso argentino se desplomó anoche un 7,6 % frente al dólar estadounidense al cierre del mercado de cambios de Buenos Aires, tras el anuncio del presidente, Mauricio Macri, de que pedirá al FMI que adelante fondos del crédito de 50.000 millones de dólares concedido en junio. Fue la peor sesión para el peso desde que en 2015 la divisa cotiza libremente. En lo que va de año ha caído el 43,5%.

La divisa está atrapada en una espiral: el Banco Central compra pesos para intentar sostener la divisa, pero el agotamiento de las reservas llvó en mayo a pedir ayuda al fondo y, ahora, a solicitar que se acelere este rescate. Los que agudiza las presiones del mercado. Las obligaciones de pago de deuda denominada en dólares, además, agravan la capacidad de pago del país, que debe hacer frente a vencimientos de deuda (tanto en divisa local como extranjera) de 25.000 millones de dólares el próximo año, según datos de Reuters.

Precisamente ha sido la subida de los tipos de interés en Estados Unidos lo que desató los primeros problemas en Argentina, primer mercado emergente en sufrir la salida de capitales. Ahora, con el rebrote de la crisis turca, los miedos han arreciado en los emergentes, y Argentina es, por su posición deudora en divisas, de los más vulnerables.

El único tramo del crédito del FMI desembolsado hasta el momento, 15.000 millones de dólares, llegó en junio, y la mitad de ese monto se destinó a respaldo presupuestario. Los 35.000 millones de dólares restantes estarían disponibles a lo largo de la duración del acuerdo, supeditados a exámenes trimestrales del organismo. Sin embargo, el agravamiento de la situación llevó ahora al Ejecutivo a pedir un adelanto.

En un mensaje institucional, Macri reconoció hoy que en la última semana ha habido "nuevas expresiones de falta de confianza en los mercados" y que la decisión de pedir un adelanto de los montos del préstamo al FMI -concedido para tres años- busca "garantizar el financiamiento para 2019" y eliminar "incertidumbre" ante el "empeoramiento del contexto internacional".

Después, el ministro de Finanzas, Nicol´s Dujovne, insistió en que la reducción del déficit es la única vía para salir de las turbulencias. "Venimos de 70 años en los que muy pocos de ellos la Argentina tuvo equilibrio presupuestario. Necesitamos erradicar definitivamente el déficit fiscal", dijo Dujovne. "Toda vez que la incertidumbre va bajando, no hay motivos para que la volatilidad que vivimos subsista. El Banco Central va a actuar decididamente para reducir la volatilidad", añadió el ministro.

Por su parte, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, reiteró hoy su confianza en el compromiso del Gobierno argentino de reconducir su economía, después de que el presidente de Argentina, Mauricio Macri, anunciara un nuevo acuerdo con ese organismo.

"Confío en que el fuerte compromiso y la determinación de las autoridades argentinas serán fundamentales para conducir a Argentina a través de las difíciles circunstancias actuales y, en última instancia, fortalecerán la economía en beneficio de todos los argentinos", señaló Lagarde en un comunicado.

 

Normas