El Corte Inglés reduce su endeudamiento financiero un 34% desde 2012

Su nivel de apalancamiento ha bajado casi 30 puntos desde entonces

La deuda financiera es de 3,5 veces el ebitda

Deuda financiera El Corte Inglés pulsa en la foto

La mejora en ingresos y beneficios registrada por El Corte Inglés en los últimos años, unida a las operaciones de refinanciación de deuda y a la venta de activos no estratégicos, principalmente inmuebles, ha permitido al grupo de distribución reducir sus niveles de endeudamiento financiero de forma drástica en los últimos años. En concreto, su deuda neta con entidades de crédito ha pasado de rozar los 5.700 millones de euros en 2012, a algo más de 3.757 en el último ejercicio, cerrado el 28 de febrero de este año, un 34% con respecto a hace seis años y un 3% menos en comparación con el ejercicio 2016.

El pasado mes de junio, Jesús Nuño de la Rosa y Víctor del Pozo, cuando ambos aún compartían cargo como consejeros delegados, afirmaban en una carta a sus empleados que el actual es “el momento más sólido de los últimos ejercicios” en el aspecto financiero. Al menos, sí en ciertos parámetros. Su nivel de apalancamiento, es decir, el nivel de deuda utilizado para acometer inversiones, ha logrado ubicarse en los últimos tres ejercicios. En el último, la deuda financiera representaba el 44,2% del patrimonio neto del la compañía, siendo el tercer año consecutivo en el que esta variable bajaba del 50%. En 2014 este era del 63,1%, y en 2012 ascendió hasta el 72%.

Más rápido decrece el nivel de deuda bancaria respecto al ebitda, una variable que permite observar la capacidad de la empresa para hacer frente a los pagos pendientes y para una posible refinanciación de la misma. En el ejercicio 2017, el endeudamiento financiero neto era de 3,5 veces el ebitda, medio punto menos que en los dos años anteriores. La expectativa del grupo de grandes almacenes es que este ratio continúe su tendencia a la baja, ayudado por un esperado incremento del ebitda para los siguientes ejercicios; por operaciones como la venta de dos inmuebles, en Bilbao y Madrid, por 110 millones, cantidad que irá destinada a este fin; y por el efecto que tendrá la refinanciación firmada a principios de este año, de 3.650 millones con una veintena de bancos, que le proporciona un calendario de plazos más cómodo para su deuda financiera a largo plazo, que en 2017 era de cerca de 1.900 millones, sin la necesidad de aportar garantías. Esa mejora financiera también ha permitido reducir en un 33% el préstamo puente de 1.200 millones incluido en dicha refinanciación, como adelantó CincoDías en su edición del martes, hasta los 800 millones, importe con el que el grupo lanzará una emisión de bonos tras el verano.

La estrategia de El Corte Inglés pasa por la diversificación de las fuentes de financiación bajo un principio de prudencia. Sus niveles de inversión se mantienen estables en unos 350 millones, y la caja generada es utilizada para la disminución de la deuda, algo que se verá complementado con futuras desinversiones en activos no estratégicos.

Normas