La CNMC podrá sancionar a Telefónica si detecta ofertas empresariales no replicables

El regulador aprueba la metodología que permitirá analizar las propuestas

El organismo dice que de otro modo se falsearía la competencia

La CNMC podrá sancionar a Telefónica si detecta ofertas empresariales no replicables

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia revisará a partir de ahora si las ofertas a empresas de Telefónica perjudican a Vodafone, Orange y Másmóvil. El regulador anunció el jueves que ha aprobado la metodología que permitirá analizar si los productos que Telefónica ofrece a sus grandes clientes (multinacionales, empresas, universidades, administraciones públicas, por ejemplo) en el mercado de banda ancha pueden ser replicados por los operadores que utilizan la red de esta compañía, es decir, los llamados servicios mayoristas de Telefónica) para configurar sus ofertas empresariales.

El organismo precisó que se trata de la primera vez que la CNMC elabora una metodología para el análisis de las ofertas personalizadas empresariales, algo que ya se da en el mercado residencial, aunque en los últimos años ha analizado la replicabilidad económica de varias de ellas. En concreto, en los expedientes sobre la Universidad de Valladolid, el Ayuntamiento de Villena y el Gobierno Vasco. En este último caso, la CNMC anunció el pasado mayo la imposición de una sanción de 8,5 millones a Telefónica por el incumplimiento de las obligaciones regulatorias. Una multa que la compañía ha recurrido ante la Audiencia Nacional y está a la espera.

La CNMC, que en 2017 llevó a cabo una consulta pública sobre esta medida, se ha convertido en el primer regulador europeo que publica una metodología de estas características. El regulador, presidido por José María Marín Quemada, aclaró en un comunicado que, dado que este tipo de ofertas presenta diferentes casuísticas y, en ocasiones, una gran complejidad técnica, la metodología presenta unos principios generales que guiarán un posterior análisis en profundidad.
Los puntos principales son: qué servicios mayoristas de referencia se emplearán, cómo se calcularán los costes de red propia y los minoristas, así como el resto de parámetros relevantes. Estas directrices están basadas en la experiencia adquirida durante el análisis de los casos anteriormente citados.

La CNMC advirtió que si detectase ofertas empresariales de Telefónica que no permitan su replicabilidad económica siguiendo los principios establecidos en la metodología, entonces se incoaría un expediente sancionador y se valoraría la necesidad de modificar las ofertas mayoristas de referencia afectadas. “Los operadores alternativos deben poder replicar los productos que Telefónica oferta a grandes clientes para que no se falsee la competencia”, insistieron.

Según los últimos datos de la CNMC, en España hay en torno a 2,8 millones de líneas de banda ancha fija en el sector empresarial, por las 11,7 millones que hay en el sector residencial, donde el órgano regulador tiene una metodología descrita desde el año 2007, aunque la obligatoriedad de que las ofertas para el público general fueran replicables es anterior a esa fecha.

Fuentes del sector explicaron el jueves a CincoDías que el paso dado por la CNMC este jueves es una vieja reivindicación del resto de operadores, ya que según advierten “el mercado de empresas está casi monopolizado por Telefónica”. Otras fuentes consultadas añadieron que la medida publicada por el regulador es “buena, incluso con todos los defectos de la metodología que propone la CNMC, pues es excesivamente genérica y siendo así es muy difícil ajustarla a las múltiples ofertas que tiene Telefónica para sus clientes empresariales”.

Normas