Cajamar obtiene un beneficio de 45 millones en el primer semestre, un 2% más

La tasa de morosidad disminuyó 3,6 puntos hasta el 8,49%

El margen de intereses aumenta un 0,5% y se sitúa en 294,17 millones de euros

Sede Cajamar
Sede Cajamar Europa Press

El grupo cooperativo Cajamar consigue un beneficio neto de 45,18 millones de euros en el primer semestre de 2018, un 2% más que el mismo periodo del año pasado. La entidad financiera indicó que este resultado se obtuvo por el avance del margen bruto y la contención de los gastos de explotación, que contribuyeron a que el beneficio antes de impuestos creciera un 6,6% más y ascendiera a 54,12 millones de euros.

El buen comportamiento del margen de intereses, que aumentó el 0,5% y se situó en 294,17 millones, supuso un crecimiento del 3,6% del margen bruto de la entidad, unos 510 millones de euros.

Esto fue consecuencia “gracias al crecimiento del crédito a la clientela minorista un 3,4% y a las comisiones percibidas de fondos de inversión, seguros, planes de pensiones y operaciones de consumo.

Los gastos de explotación de Cajamar cayeron el 1,2% debido a la optimización de la red comercial, la transformación digital y el consumo eficiente de los recursos. Por el contrario, el margen de explotación aumentó un 10,9% y se situó en 216 millones de euros.

Del mismo modo, los activos totales en balance también aumentaron un 7,2% hasta los 42.816 millones de euros, mientras que el volumen total de negocio gestionado se situó en 73.455 millones, un 4,6% más.

Según Cajamar “el impulso de los depósitos a la vista y los fondos de inversión favorece el crecimiento de los recursos minoristas del balance en un 5,1%, 27.694 millones de euros, en términos interanuales, y de los recursos fuera de balance en un 18,5% (4.429 millones)”.

La inversión crediticia del grupo se eleva a 31.646 millones de euros, el 1% más, debido a la gestión proactiva del activo regular, que anota una reducción interanual de los activos dudosos del 29,5%, y un incremento de las ventas de adjudicados del 25,1%. Todo ello conlleva a un descenso de la tasa de morosidad, que se sitúa en el 8,9%.

Asimismo, mejoró sus cuotas de mercado en el sistema financiero español en créditos, con el 2,76%, y dispuso del 2,23% del mercado de depósitos. El aumento de la nueva financiación, un 8,7%, se dirigió especialmente al sector agroalimentario, las pequeñas y medianas empresas, y los autónomos.

Respecto a otras cifras de la entidad, Cajamar indicó que al cierre del semestre, la tasa de morosidad disminuyó 3,6 puntos hasta el 8,49%. La ratio de solvencia creció casi un punto porcentual respecto al comienzo del ejercicio, hasta el 13,72%. Así, la ratio que recoge los recursos propios de mayor calidad, alcanza el 12,01% “superando los niveles requerido por el supervisor”.

Finalmente, su red comercial cuenta con más de 3,5 millones de clientes a través de sus 1.036 oficinas y 1.509 cajeros. Aunque también cabe destacar sus canales de banca electrónica, digital y móvil donde ya son 694.000 los clientes activos que utilizan la banca digital y 147.000 los usuarios que prefieren hacer sus gestiones en remoto a través de la app Wefferent.

Normas