La inversión total para Madrid Nuevo Norte será de 6.000 millones de euros

En el mejor de los escenarios el inicio de las obras podría darse en 2020

La Comunidad de Madrid emite el documento de alcance ambiental de Madrid Nuevo Norte

El presidente de Distrito Castellana Norte (DCN), Antonio Béjar.rn rn
El presidente de Distrito Castellana Norte (DCN), Antonio Béjar. Europa Press

Desde la presentación de la maqueta de Madrid Nuevo Norte el pasado viernes, son muchos los turistas que se han acercado a verla a CentroCentro, en el Palacio de Cibeles. Los visitantes destacan el gran cambio que experimentará la ciudad de Madrid con el nuevo proyecto.

Antonio Béjar, presidente del Distrito Castellana Norte (DCN) comunicó que la maqueta estará visible a partir de septiembre, en un local privado en el Paseo de la Castellana. Así mismo, los arquitectos participantes en el proyecto estarán presentes para explicar las ideas principales a las personas que se acerquen a verla.

Distrito Castellana Norte el único propietario que pierde metros con el proyecto. “Compensamos el menor tamaño con una distinta tipología de edificios”, es decir, se compensan sustituyendo el valor de algunos metros de vivienda por otros de oficinas que tienen más valor, asegura Béjar. En cambio, el segundo propietario más importante, el Ayuntamiento de Madrid, destinará sus metros a la vivienda.

Aún se desconocen el tipo de protección de las viviendas, pero sí que se ubicarán a todo lo largo y ancho, tanto en el sur como en el norte. El ayuntamiento dispondrá de 4.000 viviendas para desarrollar políticas públicas de vivienda, es decir, unas 2.100 aproximadamente serán protegidas, pero las 1.900 restantes serán libres.

Las viviendas se ubicarán en el entorno del parque central, para que no queden espacios vacíos muertos. Por ese motivo serán viviendas, y no oficinas, las que darán al parque, para “darle más vida”. Las viviendas serán permeables, es decir, no quieren el modelo de manzana cerrada con un muro, quieren manzanas abiertas. También existe la posibilidad de implantar locales en las plantas bajas de dichos edificios.

Lo que sí está definido al detalle es cada parcela y cada edificio dentro de la parcela, “sabemos la altura y el volumen de cada edificio”, pero se desconoce cómo van a ser por dentro. Antonio Béjar estima una media de 100 metros cuadrados por vivienda, pudiendo ser más o menos.

Los porcentajes del ámbito que tiene Distrito Castellana Norte, son el 63,16% para el Centro de Actividad Económica y Empleo; un 99,43% en las Tablas Oeste y un 28,33% en Malmea-San Roque-Tres Olivos.

El presidente de la promotora explicó que aún no se han actualizado los informes económicos. Sin embargo, desde Distrito Castellana Norte calculan que la cifra de inversión se quedará a niveles similares a la de 2015, es decir, 6.000 millones de euros. Los datos de empleo se estiman en 120.000 durante la construcción del proyecto y 94.000 tras su finalización.

Ángel Garrido, presidente de la Comunidad de Madrid, ha anunciado en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, que se ha emitido el documento de alcance ambiental de cara a la modificación puntual del Plan General Urbana para la prolongación del Paseo de la Castellana, el proyecto Madrid Nuevo Norte, con lo que da el "pistoletazo de salida" a los trámites.

Tal y como ha desgranado Garrido, para la redacción del documento ha sido preciso solicitar 18 informes preceptivos tanto de la Comunidad como de diferentes instituciones y entidades. Cuestión, que según el dirigente, se ha hecho en "un tiempo récord". "Ahora es el Ayuntamiento el que teniendo en cuenta este documento de alcance ambiental tiene que hacer las correspondientes indicaciones y elaborar el estudio ambiental estratégico", ha indicado.

Desde la DCN esperan que la aprobación inicial se de en la primera semana de septiembre, la provisional a finales de 2018 y la aprobación definitiva durante el primer trimestre de 2019. De modo que, “en el mejor de los escenarios, el inicio de las obras podría ser en 2020 y la entrega de las viviendas en 2021 o 2022”, pero sin ninguna responsabilidad por parte de la DCN. Aunque, dada la relevancia del proyecto, “la seguridad jurídica hay que garantizarla” y eso hace que los plazos se demoren.

Normas