Las tarjetas que desea tener todo pasajero

Iberia agasaja a sus clientes más exclusivos, de momento, 165, con un trato prioritario

Las aerolíneas premian la fidelidad de los viajeros con diversas atenciones

Iberia

Se llama Infinita y es la tarjeta más codiciada por todo pasajero, sobre todo por los profesionales que pasan media vida volando por asuntos de negocios. La emite Iberia y es vitalicia. De la versión Plus se benefician unos 1.000 clientes, que han alcanzado la cifra de entre 125.000 y 200.000 puntos élite. Todos llevan como media más de 20 años formando parte del programa de fidelización de Iberia Plus y una década al menos teniendo la tarjeta platino. La mayoría ha volado con la aerolínea un millar de ocasiones y hacen más de 350.000 millas al año.

Dentro de la Infinita existe la versión Prime, mucho más exclusiva que la anterior, y que solo disponen de ella 165 privilegiados, que han acumulado más de 200.000 puntos élite, desde que se dieron de alta en el programa. Entre otras ventajas, se benefician, además de un centro exclusivo de atención telefónica las 24 horas del día, de facturación, fast track (acceso rápido) con hasta cuatro acompañantes, otras tantos upgrades (mejoras de asientos) gratuitos al año, aparcamiento preferente de Madrid y Barcelona, limusina en determinadas aeropuertos, mayor franquicia de equipaje en vuelos de todas las aerolíneas de la alianza Oneworld, embarque prioritario, dos tarjetas oro de Iberia para las personas que designen y exención de gastos por cambios en billetes.

Se trata de una manera de compensar la fidelidad de los clientes con la compañía a la que son fieles. Así lo entiende la mayoría de las aerolíneas. En Lufthansa, con el programa Miles & More, el club más cotizado es el denominado Hon Circle, al que se llega después de haber recorrido 600.000 millas a lo largo de los dos últimos años. Cuenta con seis bonos para mejorar la clase en la que se vuela, puede llevar 20 kilos de peso adicional, además del transporte gratuito de un equipo de golf adicional, de un servicio de limusina, y de asistente personal en los destinos de la compañía en el mundo.

En Emirates, por ejemplo, la máxima categoría la ostenta la tarjeta platino, con una serie de ventajas tanto en la planificación del viaje, para el que disponen de asientos bonificados o la designación de una tarjeta oro para un socio, además de wifi gratuito.

A la tarjeta de platino de Etihad se llega con 125.000 millas, con accesos prioritarios de facturación, embarque, a la sala de primera clase para dos personas y 20 kilos adicionales de peso, entre otros beneficios.

Los servicios más valorados

Privilegios con los que las aerolíneas agasajan a sus clientes prioritarios. Hay una serie de atenciones y de servicios que convierten a determinados pasajeros, la mayoría con este tipo de tarjeta prémium en el bolsillo, en la envidia del pasaje.

Facturación y embarque prioritario. A esto se suma el acceso al aeropuerto por controles menos masificados que los habituales.

Privilegios en la selección del asiento. Independientemente de la categoría en la que se vuele, el pasajero dispone de la opción de reservar gratuitamente su plaza.

Facturación de equipaje adicional. Es otra de las ventajas más aplaudidas, la posibilidad de poder facturar una media de 20 kilos adicionales.

Normas