Sareb vende a Axactor su mayor cartera de créditos fallidos

El banco malo se desprende así de 2.335 millones de préstamos sin garantía

La firma que preside Echegoyen recibe un importe simbólico por esta cartera, pero se la suma como plusvalías

Jaime Echegoyen, presidente de Sareb
Jaime Echegoyen, presidente de Sareb

Sareb ha cerrado la venta a la multinacional noruega Axactor de una cartera de préstamos fallidos sin garantía hipotecaria, operación que incluye activos por valor de 2.335 millones de euros. Esta operación es la mayor venta de créditos fallidos llevados a cabo por el conocido como banco malo.
La venta de esta cartera, denominada Navia, se ha cerrado tras un proceso competitivo que ha permitido a Sareb librarse de diferentes posiciones de deuda minoritarias que habían quedado sin garantía hipotecaria tras la ejecución de los préstamos, explica en una nota.

El banco malo ha contado en esta operación, por la que también se interesó el fondo norteamericano Grove, según fuentes próximas al proceso, con el asesoramiento financiero de la consultora KPMG y de la firma Herbert Smith Freehills, en la parte legal.

Pero al final ha sido Axactor, firma líder en el negocio de la gestión de deuda, la que se ha quedado con la cartera. Axactor en los últimos años se ha hecho con un destacado volumen de préstamos fallidos que la banca ha ido vendiendo. El pasado 3 de julio, de hecho, esta firma noruega llegó a un acuerdo con Banco Sabadell para adquirirle una cartera de 900 millones de euros en créditos fallidos de CAM, operación que no puede cerrarse hasta que el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) apruebe la enajenación, puesto que estos préstamos cuentan con un esquema de protección de activos (epa).

Aunque Sareb recibirá un importe simbólico por estos créditos, cerca de 4.000 expedientes, la compañía podrá apuntarse ese ingreso íntegramente como plusvalías ya que estaba totalmente provisionada.

Axactor destaca que tras esta adquisición pasa a gestionar más de 5.000 millones en deuda comprada en el mercado español.

Sareb, como el resto de los bancos españoles, aunque este no es una entidad financiera, se encuentra en pleno proceso de desinversión. Prueba de ello es que está tanteando el mercado para desprenderse de una cartera de unos 30.000 millones de euros de activos adjudicados. Aunque al ser una firma semipública, con el 49% de su capital en manos del Estado, necesita la aprobación del Gobierno para su venta.

La empresa cotizada en la Bolsa noruega prosigue de este modo su consolidación en el sector, diversificando las inversiones en todos los segmentos NPLs (non performing loans) o créditos morosos, tanto secured, unsecured como REOs, “y garantizando la gestión en toda la cadena de valor”, indica en un comunicado. Axactor explica que la diversificación que está llevando a cabo no solo se realiza en la tipología de las carteras adquiridas, sino que también combina la compra de carteras con el servicio a terceros, superando los 20.000 millones de euros en gestión.

David Martín y Andrés López, directores generales de Axactor España, han calificado de “gran hito” para la firma, la compra de la primera cartera unsecured que Sareb vende en España, ya que además incrementa “notablemente” su volumen de gestión de deuda adquirida. Actualmente, Axactor gestiona en España más de un millón de expedientes y cuenta con cerca de 600 trabajadores y ocho delegaciones en el país.

Normas