El beneficio de Ibercaja cae un 6%, con una fuerte subida de sus fondos

La entidad ha finalizado en junio el ERE que inició el pasado ejercicio, con la salida de 700 empleados

Caen todos sus márgenes

Oficina de Ibercaja
Oficina de Ibercaja

Ibercaja ha obtenido un beneficio neto de 39,3 millones de euros en el primer semestre del año, un 5,9% menos que en el mismo periodo de 2017. La entidad, que ha finalizado en este semestre su expediente de regulación de empleo (ERE), ha visto como han caído todos sus márgenes. Los resultados por operaciones financieras en un 66,6% ha influido en este descenso, sobre todo del margen bruto, que baja un 12,4%.

La mejora de los gastos de explotación, que descienden un 8,2%, entre los que se encuentra el recorte de un 22,5% del coste del ERE (71,6 millones en junio de 2017 a 55,5 millones a junio de este año) han apoyado la mejora del beneficio bruto. La caída de las provisiones en un 45,9% (de 126,8 millones a 68,6 millones en la actualidad) también han contribuido a subir el resultado bruto, que con 64,2 millones, crece el 13,9% aunque tras los impuestos y minoritarios el resultado final baja el 5,9% ya mencionado.

La entidad asegura que estos resultados son consecuencia del dinamismo de la actividad con clientes tanto en recursos gestionados, que crecen un 4% interanual, como a su diversificación, dado que el 46% son ya fondos de inversión y de pensiones y seguros de ahorro, y a la nueva financiación crediticia concedida, que repunta un 5,1%. Los recursos de clientes totales administrados por Ibercaja han alcanzado 57.925 millones en junio, 2.208 más que al cierre del primer semestre de 2017, lo que supone un crecimiento interanual del 4%.

La entidad explica que la gestión de activos y los seguros de ahorro continúan siendo el motor principal de esta evolución, con un incremento del 6,1% interanual hasta 26.417 millones de euros, un volumen que representa ya el 46% del total de recursos de clientes, lo que constituye para Ibercaja “una relevante ventaja competitiva en el actual contexto de bajos tipos de interés y, dadas las previsiones demográficas, del potencial desarrollo del ahorro financiero a largo plazo en España durante los próximos años”.

Los fondos de inversión crecieron el 8,2% hasta 12.700 millones, con una cuota de mercado del 4,7%. En fondos de pensiones el saldo es de 6.335 millones, un 1,8% más, y los seguros de vida 7.136 millones, un 5% más, logrando cuotas de mercado del 5,7% y del 3,8%, respectivamente.

Normas