El crecimiento de Amazon está dejando atrás las tiendas físicas

La compañía registró más de 27.000 millones de dólares en ventas en sus tiendas online

El fundador de Amazon, Jeff Bezos.
El fundador de Amazon, Jeff Bezos. Getty Images

El crecimiento de Amazon está dejando atrás a las tiendas físicas. El equipo de Jeff Bezos obtiene poco más de la mitad de sus ingresos de su venta online, dos tercios menos que hace dos años. El comercio electrónico sigue creciendo a un ritmo saludable, pero las empresas que Amazon ha construido a su alrededor se están expandiendo mucho más rápido y produciendo muchas más ganancias. El gigante con sede en Seattle tuvo otro trimestre asombroso, con ingresos de 52.900 millones de dólares., un 39% más que en 2017.

Amazon registró más de 27.000 millones de dólares en ventas en sus tiendas online. Una cifra impresionante, pero creció solo un 14% en comparación con el mismo periodo del año pasado, lo que indica que las mejores oportunidades de la compañía se encuentran en otros negocios. En primer lugar, vendiendo la experiencia y la infraestructura que ha construido a terceros.

Los ingresos por permitir a otros comerciantes vender sus productos en la web de Amazon, procesar y enviar sus pedidos crecieron un 39% año tras año, y ahora representan alrededor del 18% del total del grupo. El alquiler de software y servidores para otras empresas es aún más lucrativo. Los ingresos de Amazon Web Services crecieron un 49% a 6.100 millones de dólares, y ese negocio le proporcionó más de la mitad de las ganancias operativas totales.

La segunda oportunidad de crecimiento se encuentra en las empresas construidas en torno al comercio minorista de Amazon. Su web se ha convertido en un destino popular para personas que busquen información sobre productos, lo que alimenta su potencial publicitario. La compañía mantiene la cautela, pero los anuncios son el ingrediente principal en su otra línea de ingresos, la que más duplicó año tras año. Las suscripciones, que incluyen el servicio Prime, crecieron a un ritmo modestamente menos vertiginoso, del 57%.

La acción, sacudida por la caída de Facebook, cayó un 3% el pasado jueves antes de recuperar prácticamente todo ese terreno en las operaciones posteriores al cierre. La rápida expansión de la compañía en nuevas áreas rentables debería ayudar a calmar los nervios de sus inversores.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Daniel Domínguez, es responsabilidad de CincoDías.

Normas