Sacyr, Abanca y Kutxa venden el 55,6% de Itínere a Globalvía por 723 millones

La constructora cotizada acuerda el traspaso de su 15,5% por 202 millones

Los otros vendedores son Abanca y Kutxabank

Playa de peajes de la AP-15, una de las autopistas operadas por Itínere en España.
Playa de peajes de la AP-15, una de las autopistas operadas por Itínere en España.

Sacyr, Abanca y Kutxabank, socios minoritarios en la concesionaria de autopistas Itínere, han alcanzado un acuerdo para poner el 55,6% del capital en manos de otra de las grandes del sector español de las infraestructuras, Globalvía. El valor de empresa ha sido fijado en 1.300 millones, con lo que los accionistas de salida obtendrán un total de 723 millones.

En el caso de Sacyr, que fue durante años accionista de control de Itínere, la venta de su paquete del 15,5% le ofrecerá un ingreso extraordinario de 202 millones. Una cifra que, según ha explicado ante la CNMV, irá a reducir la deuda corporativa. En el mismo comunicado, el grupo que preside Manuel Manrique apunta que la operación "no supondrá un impacto contable significativo". Abanca soltará un 23,8% y Kutxa mantenía un 16,3%.

Los tres partícipes tienen previsto cerrar la desinversión en el último trimestre de este año, tras lo que Globalvía entrará en el capital como accionista de control. El otro socio significativo es el fondo estadounidense Corsair, que tiene un 37,9% de la concesionaria.

Este último venía ejerciendo el control en virtud de un pacto de accionistas que debía facilitar la salida de los socios que así lo desearan. Una vez que Sacyr y las dos entidades financieras manifestaron su plan de hacer caja, el pacto fue incumplido y acabó ante la Corte de Arbitraje de Madrid, que vio a primeros de mes el conflicto.

Normas