Telecos

Vodafone ingresa un 1,5% menos en España por bajar tarifas para mejorar su competitividad

La operadora también reduce un 2,2% los ingresos por servicio

Sus clientes de contrato de telefonía móvil y de fibra suben, pero caen los de banda ancha fija y los de Vodafone TV

antónio Coimbra, consejero delegado de Vodafone España.
antónio Coimbra, consejero delegado de Vodafone España.

Los ingresos de Vodafone España han descendido entre abril y junio. La teleco ha ingresado 1.215 millones de euros en su primer trimestre del ejercicio fiscal 2018-2019, un 1,5% menos que en el mismo periodo del año anterior. También caen un 2,2% los ingresos por servicios hasta 1.114 millones. La compañía ha atribuido este descenso al reposicionamiento de tarifas. En un comunicado, aclara que el retroceso "está relacionado principalmente con la apuesta de Vodafone por reforzar la competitividad de su oferta comercial, que en este trimestre se reflejó en la mejora de las condiciones (más minutos de voz, más datos y la inclusión de nuevos servicios) en  más de seis millones de líneas".

Vodafone aclara que en términos orgánicos, excluyendo el impacto de las tarifas de terminación móvil, las caídas fueron menores, del 0,3% en los ingresos totales y del 1% en los ingresos por servicio. 

La operadora destaca que, pese a la creciente competencia en el sector, en el primer trimestre de su año fiscal impulsó tanto el número de clientes de contrato de telefonía móvil (en 141.000, hasta los 11,86 millones), como de fibra (más de 37.000, para finalizar junio con 2,768 millones), gracias a su oferta de servicios paquetizados. Sin embargo,  "la agresividad comercial", añadió, impactó negativamente en el número de clientes de banda ancha fija, que cayó en 49.000, y en Vodafone TV, donde la compañía perdió 32.000 clientes (cerró el trimestre con una cartera de clientes de televisión de 1.320.000).

En esta línea, el total de clientes móviles de Vodafone España aumentó en 29.000 en estos tres meses, hasta superar los 14.163.000, mientras que los clientes con dispositivo y tarifa 4G superan los 9,1 millones. El número de clientes con la propuesta convergente Vodafone One (que incluye móvil, fijo y TV) asciende a 2,5 millones, 66.000 más que hace un año.

A 30 de junio, la huella de fibra de Vodafone en España alcanza a 20,9 millones de unidades (de las que 10,3 millones corresponden a despliegues propios o compartidos), un avance de 400.000 en el trimestre que contribuye al crecimiento de la cartera de fibra. Además, Vodafone explica que ha continuado con el despliegue de la tecnología Docsis 3.1 en su huella de fibra HFC, habiendo actualizado el 89% de esta red. Sobre el total de la red de fibra propia, el 92% de las unidades inmobiliarias disponen ya de velocidades de hasta 1Gbps.

Por otro lado, la operadora informa de que en los últimos 12 meses un total de 1.079 nuevos municipios en toda España se han incorporado a la red 4G de Vodafone. Además, 1.188 municipios cuentan a 30 de junio con cobertura 4G+, con hasta 300 Mbps de velocidad de descarga.

El consejero delegado de Vodafone España, António Coimbra, ha señalado en un comunicado que estos primeros meses de su año fiscal han tenido "una gran importancia estratégica". El directivo destaca que han ganado en competitividad "añadiendo más valor a nuestros planes de precios", y han redefinido su estrategia de contenidos de Vodafone TV, "dando más relevancia al cine y las series". La teleco anunció la semana pasada que no van a adquirir a Telefónica los derechos para emitir el Partidazo de La Liga y la Champions League a partir de la próxima temporada. Coimbra también resalta que han acelerado sus iniciativas para la transformación digital, que les permitirá "crear un nuevo marco de relación con el cliente". 

Coalo destaca la buena evolución del mercado alemán

A nivel global, la facturación de Vodafone se redujo un 4,9% hasta 10.910 millones, durante su primer trimestre del año fiscal. La multinacional achacó la caída al cambio de estándares contables aplicados y al impacto del tipo de cambio. También a los ingresos obtenidos en varios países, entre ellos España. 

Entre abril y junio, Vodafone facturó 7.966 millones en Europa (un 4% menos), y 2.652 millones en África, Oriente Medio y Asia Pacífico, lo que supone un retroceso del 7,9%.

Los ingresos por servicios del grupo fueron de 9.229 millones de euros, un 1,1% más en términos orgánicos frente al mismo periodo de año anterior. 

"El crecimiento orgánico de los ingresos por servicio se ralentizó durante el primer trimestre en línea con nuestras expectativas", dijo Vittorio Colao, consejero delegado de Vodafone. El directivo, que dejará el cargo en octubre, destacó la buena evolución de las operaciones de la compañía en Alemania y la recuperación observada en Reino Unido, lo que ha ayudado a compensar el aumento de la competencia en España e Italia.

Colao añadió que el rendimiento general de Vodafone permite mantener las previsiones financieras para el ejercicio fiscal 2018-2019, en el que se prevé un crecimiento del ebitda de entre el 1 y el 5% y un flujo de caja de al menos 5.200 millones de euros. 

Normas