Galán se alinea con el Gobierno y ve factible el cierre del parque nuclear

Iberdrola gana 1.410,5 millones, un 7% menos por la falta de extraordinarios

El Ebitda sube un 17%, hasta 4.436 millones

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán.
El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha asegurado hoy que se puede conseguir el cierre de las centrales nucleares en España sin afectar al suministro de energía del país. Durante la presentación de los resultados del grupo en conferencia de analistas y frente a la posición contraria de Endesa, Sánchez Galán ha dicho que, de acuerdo con lo que ha indicado el nuevo Gobierno, ya se está contemplado un cierre de las nucleares en el futuro y la visión de Iberdrola es que "ésto se puede conseguir perfectamente bien sin afectar al suministro de energía del país".

En su opinión, hay que tener claro que para que las plantas nucleares funcionen más allá de los 40 años habrá que invertir varios miles de millones de euros y "evidentemente, ésto va a tener su efecto sobre los precios".

Sánchez Galán ha afirmado que en España puede alcanzar el objetivo de un 32% de renovables a 2030, con lo que el 70% de la energía que se produciría provendría de fuentes renovables "sin afectar para nada al suministro" y ha añadido que, incluso, propiciaría una reducción potencial del coste de la generación de energía.

El presidente de Iberdrola ha señalado que habrá que cerrar las plantas de carbón, que ha recordado que están emitiendo como unos 60 millones de toneladas de CO2 al año y representan más del 20 % de las emisiones totales del país. Lograr que el 70% de la electricidad producida provenga de renovables generaría inversiones de entre 70.000 y 80.000 millones de euros para instalar nuevas plantas y la construcción de redes para integrarlas, así como varios cientos de miles de empleos en España.

Además, ha indicado que con el proceso de parada de las centrales tradicionales, primero de las de carbón y luego de las nucleares, se podrá mantener la mayor parte de los empleos existentes en la actualidad "durante un tiempo muy prolongado, por lo menos, como mínimo, hasta el año 2030".

En el caso de España, recordó que, en la mayoría de las ocasiones, el precio en el mercado mayorista lo fijan el carbon, que es más caro que otras fuentes de generación, por lo que si en España, en vez de tener dependencia de las centrales tradicionales, se produjera más energía renovable, el impacto en los precios sería mucho

Iberdrola ha cerrado el primer semestre del año con un beneficio neto de 1.410,5 millones de euros, lo que supone un descenso del 7,1% por la ausencia de extraordinarios, ya que el año pasado se contabilización un impacto positivo de 420 millones por la fusión de Siemens-Gamesa.

Los ingresos en el semestre han alcanzado los 17.586,6 millones, un 17,5% más y el Ebitda consolidado aumentó un 17,1% hasta 4.436 millones de euros, con crecimiento en todos los negocios. La compañía destaca por el lado positivo la buena marcha del negocio internacional (mejoras de tarifas en Brasil y Estados Unidos), el aumento de la producción eólica e hidroeléctrica y la mejora del entorno operativo en España.

Por contra, Iberdrola cita el impacto de las tormentas en Estados Unidos y el registro en 2017 de un resultado extraordinario positivo en el negocio de gas en España, que no se repite en el primer semestre de 2018. El tipo de cambio ha tenido un efecto negativo de 260 millones.

Todos los negocios mejoran su Ebitda. En el área de renovables, un 25,5% hasta los 1.184,1 millones de euros; en la de redes, un 20,7% hasta los 2.387,8 millones de euros; y en generación y clientes, un 1,7% hasta los 877,6 millones de euros.

En cuanto a las inversiones, Ibedrola señala que a los 20.000 millones de euros invertidos en los últimos cinco años deben añadirse las inversiones netas hasta junio, que han alcanzado los 2.478 millones de euros.

Según el grupo, el plan de inversiones, que contempla 32.000 millones de euros entre 2018 y 2022, avanza según lo comprometido, con un 86% del total ya en construcción o asegurado, y los negocios de redes (con 15.000 millones) y renovables (12.000 millones) alcanzan ya el 90% de las inversiones previstas en febrero de este ejercicio.

 

Normas