El universo femenino de Vasconcelos da color al Guggenheim

La artista francesa, afincada en Lisboa, expone, hasta el 11 de noviembre, una treintena de obras en la pinacoteca bilbaína

arte
Obra 'Solitario', de Joana Vasconcelos, en la explanada del Museo Guggenheim de Bilbao.

A través de la construcción de imágenes chocantes, festivas y directas que remiten a asuntos sociopolíticos propios de las sociedades consumistas, poscoloniales y globalizadas, la artista Joana Vasconcelos (París, 1971) aborda temas que van desde la inmigración a la violencia de género.
Como una alquimista de la vida cotidiana, la artista transforma los objetos cotidianos y clichés de la sociedad de consumo en obras de arte abiertas, con una fuerte carga de significado. Hasta el 11 de noviembre, el Museo Guggenheim de Bilbao acoge la exposición Soy tu espejo, un conjunto de obras seleccionadas por los comisarios Enrique Juncosa y Petra Joos.

Ambos han incluido obras inéditas como I’ll Be Your Mirror, una enorme máscara veneciana compuesta por espejos enmarcados en bronce, o Solitario, un gigantesco anillo de compromiso fabricado con llantas de automóviles de lujo y vasos de whisky, en una pieza que conjuga dos de los símbolos más estereotipados del deseo femenino y masculino. En el atrio del museo se expande Egeria, como si de una planta de diferentes telas, texturas y colores se tratara, constituye una metáfora de la ocupación de los museos por parte de las mujeres.

En total, 30 obras realizadas entre 1997 y la actualidad por la artista portuguesa más internacional, incluyendo una instalación concebida específicamente para el atrio del museo y otras obras de nueva creación. En esta muestra, patrocinada por Seguros Bilbao, el espectador podrá sumergirse de lleno en el universo de una artista con una visión directa y humorística del mundo, cuya obra explica sin esfuerzo aparente muchas de las contradicciones de nuestra sociedad.

Los trabajos de Vasconcelos se mueven, emiten sonidos o se iluminan, complicaciones que la artista resuelve en su estudio lisboeta de 3.000 metros cuadrados con la asistencia de un equipo de más de 50 colaboradores. En su elaboración Vasconcelos utiliza materiales procedentes de la vida cotidiana como electrodomésticos, azulejos, telas, cerámica popular, botellas, medicinas, urinarios, duchas.... que eleva a la categoría de arte.

Normas