La venta de Bimba y Lola fracasa por divergencias en el precio

La enseña ficha a un exInditex para potenciar su expansión internacional

Permira y Carlyle pasaron a la fase final, pero esta había preferido Codorniu

La venta de Bimba y Lola fracasa por divergencias en el precio

La venta de Bimba y Lola finalmente naufraga. Según la compañía, fundada por María y Uxía Domínguez (sobrinas de Adolfo Domínguez), se trata por su intención de potenciar la expansión internacional del grupo. Según fuentes del mercado, la razón ha estado en las difeencias entre las fundadoras y los fondos sobre el precio convenido.

Las hermanas Domínguez contrataron a Morgan Stanley a finales de año para sondear el mercado para la venta. Y desde el principio se encontraron con que lo que ellas pensaban que valía la niña bonita de la moda española en los últimos años. Pese a que recibieron el interés de muchos fondos tanto nacionales como internacionales (KKR, Bain o L Catterton, entre otros), ya en primavera el proceso entró en punto muerto precisamente por la valoración.

En junio, los asesores trataron de darle un nuevo espaldarazo con el objetivo de que se cerrase antes de verano. Permira y Carlyle pasaron a la fase final. Y parecía finalmente que las fundadoras habían rebajado su pretensión incial, en 450 millones, por unos 400.

Sin embargo, Carlyle decidió a principios de julio primar la compra de Codorniu a la familia Raventós, que valoró la compañía con deuda incluida en unos 390 millones. Fuentes financieras indican que esto la retiraba de la carrera por Bimba y Lola y dejaba el camino libre a Permira, el fondo que un año antes había vendido a CVC y Pai su participación en Cortefiel y trató de hacerse con Pronovias. Finalmente no ha habido fumata blanca.

Bimba y Lola ha preferido, en cambio, elaborar un plan estratégico hasta 2022 para diseñar los pasos a seguir en solitario. Para ello han fichado a un directivo con experiencia en el sector, Jose Manuel Martínez, como nuevo consejero delegado. Martínez ocupó diversos cargos en Inditex durante 9 años y durante los últimos 6 dirigió la enseña Espirit.

Según la propia compañía, su principal objetivo será la internacionalización.  El nuevo plan estratégico pretende reforzar la presencia en Europa, Latinoamérica y Asia, especialmente en Italia, Francia o México. Planea abrir 49 puntos de venta.

Normas