El MacBook Pro en problemas: el modelo de 15 pulgadas se sobrecalienta

El MacBook Pro en problemas: el modelo de 15 pulgadas se sobrecalienta

Un usuario ha detectado que el procesador i9 del modelo de 15 pulgadas se sobrecalienta en exceso

Hace unos días el fabricante con sede en Cupertino presentó el MacBook Pro 2018, la nueva generación de ordenadores portátiles que destacaban por su increíble potencia. Aunque no todo es oro lo que reluce. Sobretodo tras descubrir que el modelo más potente de MacBook Pro sufre un grave problema de sobrecalentamiento.

Ha sido el usuario Dave 2D, un conocido YouTuber, quién ha desubierto este problema en el procesador más potente del MacBook Pro de 2018. Y es que el modelo con pantalla de 15 pulgadas cuenta con un SoC Intel i9 de novena generación, un procesador realmente potente que sorprende por sus capacidades. Y su capacidad para calentarse en exceso.

El problema es que, tras un breve periodo de tiempo probando el procesador ha notado que el chip i9 que monta el MacBook Pro de 2018 no es capaz de mantener la velocidad de reloj, bajando su rendimiento para no sobrecalentarse en exceso.

MacBook Pro

Tras realizar una serie de pruebas con el MacBook Pro, Dave 2D notó que la CPU sufría una grave aceleración al utilizar Adobe Premiere Pro para renderizar sus vídeos. Como ha indicado este usuario, la situación es bastante grave, más si tenemos en cuenta que el procesador i9 

 Este problema lo ha notado al realiar trabajos computacionales que requieren que la CPU trabaje a pleno rendimiento, pero sigue siendo inaceptable que un ordenador de este tipo falle de esta manera. Porque el problema no es del procesador i9, sino del MacBook Pro.

MacBook Pro desmontado

Y es que el flamante ordenador de Apple no es capaz de enfriar el procesador de forma adecuada, posiblemente por ese diseño que hace que el dispositivo sea lo más delgado posible. Y, aunque el diseño es realmente atractivo, el problema es que no hay espacio suficiente para conseguir manejar el calor.

Para demostrar este hecho, el usuario de YouTube puso su MacBook Pro en un congelador y notó que el rendimiento volvía a ser el normal cuando el chip estaba enfriado. La cosa es que Apple no ha tenido más remedio que reducir el rendimiento de su MacBook Pro más completo para conseguir que el dispositivo no sufra problemas de rendimiento, especialmente que el procesador acabe quemándose, por lo que podríamos estar ante un nuevo caso de ralentización de rendimiento en productos de la compañía de la manzana mordida.

Normas