España, ¿próximo país de la UE con facturación electrónica obligatoria?

Una compañía especializada en facturación electrónica asegura que se dan todas las circunstancias para establecer un sistema electrónico completo en nuestro país.

facturación electrónica España

España puede ser el segundo país de la Unión Europea en establecer la obligatoriedad de la facturación digital entre empresas a partir del próximo año. Así lo estima la empresa de servicios de facturación electrónica PGN.

Hasta el momento, el país que ha liderado esta medida es Italia, tras obtener la aprobación de la UE el pasado 21 de abril. Esto permitirá al país transalpino exigir para todas las facturas domésticas este sistema, tanto en B2B, como en B2C y B2G (facturas de empresa a empresa, de empresa a consumidor y de empresa a Administraciones Públicas).

En el comunicado de esta empresa, recogido por la agencia de noticias Europa Press, se cuenta que la derogación en Italia será válida durante 5 años, con posibilidad de prórroga. En cuanto a España, PGN la considera como serio candidato para ser el siguiente país europeo en introducir este mandato.

El ministerio de Hacienda ya está desplegando la plataforma FACeB2B y la ley de contratación pública 9/2017, que “marca el punto de partida para el uso de esta plataforma”.

En este sentido, se recuerda que desde el pasado 30 de junio ya es obligatorio que los subcontratistas y los contratistas principales de contratación pública intercambien facturas electrónicas mediante FACeB2B si estas sobrepasan los 5.000 euros de cuantía.

A partir de enero de 2019, todas las facturas B2B restantes deberán ser emitidas a través del centro gubernamental, que se corresponde al llamado Sistema de Intercambio (SDI), puesto en marcha en 2017 como medida opcional para empresas privadas.

Por el momento, la Comisión de la UE para implementar el mandado B2B no ha recibido derogación, por lo que se antoja “imposible” estimar cuando podría entrar en vigor, según esta compañía, que sin embargo añade que el año pasado incorporó la declaración en tiempo real (SII) y tan solo es “cuestión de tiempo” que se tome una decisión política al respecto.

Normas