Las fusiones en las telecos y los medios superan los 276.000 millones en 2018

Las guerras de ofertas por Fox y Sky desatan la actividad

El volumen de operaciones es seis veces superior al registrado en 2017

Sede de la 21 ST Century Fox en Nueva York.
Sede de la 21 ST Century Fox en Nueva York. Reuters

Las telecos, los medios y el mundo audiovisual han vivido una primera parte del año de fuerte actividad corporativa. En el primer semestre se anunciaron fusiones y adquisiciones en estos sectores por más de 322.000 millones de dólares (unos 276.000 millones de euros), según Thomson Reuters, seis veces más que en el mismo periodo del ejercicio anterior. Unas cifras que empiezan a acercarse a las registradas en la época del puntocom.

Los movimientos se han extendido a ambos lados del Atlántico, con protagonismo de algunas de las grandes corporaciones. Así, en el ámbito audiovisual ha destacado la guerra de ofertas entre Walt Disney y Comcast por hacerse con los activos de entretenimiento de Fox, con una última propuesta de 71.000 millones de dólares presentada por la empresa de Mickey Mouse. Y podría no ser la última.

Casi de forma paralela, Fox y Comcast están pugnando por la británica Sky, una de las mayores compañías de televisión en el Viejo Continente. Si Fox, dueña de un 39% del capital de Sky, presentó la pasada semana una nueva oferta de 24.500 millones de libras (unos 27.685 millones de euros), Comcast respondió horas después con una contraoferta de 26.000 millones de libras.

La competencia de grupos como Netflix y Amazon ha obligado a las telecos y productoras a reposicionarse en el mundo de la televisión de pago. Ese fue el caso de AT&T en su oferta por Time Warner, superior a 85.000 millones de dólares. Pero AT&T todavía tiene escollos que superar. La pasada semana, dentro del largo litigio abierto, el Departamento de Justicia de EE UU confirmó su intención de recurrir la sentencia judicial que autorizaba la citada compra.

En el ámbito de las telecos, Sprint y T-Mobile USA, filial de Deutsche Telekom en EE UU, alcanzaron en mayo un acuerdo de integración, valorada en 26.000 millones de dólares. Con la operación, ambos grupos buscan reforzar su posición ante AT&T y Verizon, así como ganar tamaño para acometer las fuertes inversiones en el despliegue de las redes de móvil 5G.

En Europa, el movimiento más destacado fue el acuerdo por el que Vodafone comprará las filiales de Liberty Media en Alemania, Hungría, República Checa y Rumanía, para avanzar en el segmento de la banda ancha fija. Una vez que reciba el visto bueno de las autoridades de la competencia, Vodafone desembolsará cerca de 18.400 millones de euros, en la que es su mayor compra desde el año 2000. Eso sí, se ha encontrado con el rechazo de sus competidores en Alemania, Telefónica y Deutsche Telekom.

Otro movimiento destacado vinculó a TDC, antiguo monopolio danés. Macquarie y tres fondos de pensiones del país nórdico lanzaron una opa sobre la operadora valorada en cerca de 5.400 millones de euros.

A la espera de nuevas fusiones

En los últimos años, Bruselas ha mantenido una línea más dura frente a las fusiones en las telecos, especialmente cuando la concentración supone una reducción del número de operadores de red. Ese fue el argumento frente a la venta de O2 a Hutchison.

Ahora, algunos países se empiezan a mostrar favorables a la consolidación. En Francia, el regulador Arcep se ha mostrado más favorable a posibles acuerdos. El consejero delegado de Orange, Stéphane Richard, dijo recientemente que la consolidación de los operadores móviles es necesaria tras seis años de guerras de precios. Además, dijo que Orange consideraría la compra de activos para facilitar la fusión de alguno de sus rivales.

Normas