Por qué la Juventus ha fichado a Ronaldo

El equipo italiano busca reforzar su marca en el mercado asiático de la mano del futbolista más mediático del planeta

El temor es ver cómo encaja el jugador portugués en el ‘calcio’

Cristiano Ronaldo
Cristiano Ronaldo Getty Images

Se va del segundo club más rico del mundo, el Real Madrid, con 674,6 millones de euros de ingresos, al décimo, la Juventus de Turín, con 405,7 millones, según la clasificación que anualmente realiza la consultora Deloitte. Cristiano Ronaldo (Funchal, Madeira, 1985) es el fichaje estrella del conjunto turinés, que cotiza en Bolsa y que dirige Andrea Agnelli, perteneciente a la poderosa familia industrial italiana, propietaria de Fiat y de Ferrari, entre otras propiedades. El fichaje es de 100 millones de euros, a los que se suman 12 millones en concepto de derechos de formación y solidaridad de la FIFA, cantidad que irá a parar al Sporting de Lisboa y al Manchester United, clubes en los que se formó el jugador entre los 13 y los 23 años. A esta cifra se sumarán los 30 millones netos que cobrará el portugués por cada una de las cuatro temporadas por las que ha firmado.

Durante más de una semana desde que surgió el rumor del fichaje del jugador, la Juventus ha tenido una revalorización en el parqué del 32%. Hace una semana el club valía 735 millones de euros, mientras que ocho días más tarde su capitalización, a pesar de que este miércoles cayó un 5,18%, era de 888 millones de euros. De momento, es el principal beneficio que ha obtenido la Juventus, que deberá monetizar y sacar rendimiento al fichaje que mayor impacto planetario ha tenido hasta la fecha.

“La marca de la Juventus no es tan impactante como la que tiene el Real Madrid, que a su vez pierde al icono deportivo más importante del mundo”, asegura Fernando Pons, socio responsable de Sports de Deloitte, quien detalla que Ronaldo será una gran fuente de ingresos para su nuevo patrón. Y detalla las tres vías por las que un club de futbol recibe ingresos: el 39% procede de los derechos audiovisuales, el 18% de la asistencia al estadio, “y aquí el jugador siempre es un reclamo, aunque limitado porque depende de la capacidad del recinto”, detalla Pons, y el restante 43% de la venta de merchandising y de servicios. “El impacto que puede tener en la marca de la Juventus, sobre todo en Asia, donde el Real Madrid tiene gran fuerza, es grande”, señala este experto, que también considera la marca del equipo español muy por encima de la del italiano.

“La marca es más débil que la del Madrid, y, por tanto, deberá saber inyectar un retorno económico de manera rápida en el club”, añade Quico Vidal, fundador de la consultora Nadie, quien advierte que conviene diferenciar entre la marca, que tiene que ver con el capital emocional, y el negocio. “Cristiano es un jugador emocional y todavía está por ver cómo se pude sentir con el fútbol italiano, ya que es alguien muy ligado, con una gran conexión y afinidad con los valores del Real Madrid”, señala Vidal. Entre ellos, está la ambición, “no tanto por jugar bonito, sino por ganar siempre, sobre todo la Champions”. De la Juventus tampoco conviene desdeñar sus logros deportivos: ha ganado los siete últimos campeonatos de la liga italiana, y este año alcanzó la semifinal de Champions, que perdió ante el Real Madrid, y hace cuatro años jugó la final con el Barcelona.

Sin embargo, en esta operación los tres actores implicados pierden algo. Así lo cree profesor del IE, Eduardo Fernández-Cantelli: “El Real Madrid pierde la explotación de una marca muy potente, y la posibilidad de seguir afianzándose en mercados mitómanos, como el asiático, algo de lo que es posible que se beneficie la Juventus, que cuenta con el inconveniente de que la liga italiana tiene menos visibilidad que la española, y para activarlo ha tenido que desembolsar mucho dinero”. También Ronaldo pierde, dice el docente, porque ha sido en el club blanco donde ha creado marca, “y está por ver si a partir de ahora crece su valoración de igual manera.

Una huelga ante la llegada del ‘influencer'

La primera reacción en contra. La respuesta de los trabajadores de la fábrica que la automovilística Fiat tiene en Melfi, en el sur de Italia, ha sido contundente. La plantilla convocó ayer una huelga para protestar por el dinero que la familia Agnelli ha gastado en la compra de Cristiano Ronaldo: 112 millones de euros, a los que hay que sumar los 30 millones por cada una de las cuatro temporadas que recibirá el jugador.

Las redes sociales. En Twitter, Cristiano Ronaldo contaba ayer con más de 74.565.013 seguidores. Un tuit suyo puede contar con la aprobación de más de 300.000 seguidores. En Instagram tiene 134 millones de amigos, y la última fotografía que añadió a esta red social con el responsable de MTG en su salida a Bolsa en Tokio recibió más de cinco millones de me gusta.

Normas