Eva Romeo: “Un sujetador es una obra de ingeniería”

Dirige la compañía de moda íntima desde hace año y medio

La firma ha sido premiada por CincoDías en los XI premios de innovación

Eva Romeo: “Un sujetador es una obra de ingeniería”

Conoce desde abajo Women’secret, la compañía que dirige desde hace año y medio. Eva Romeo (Madrid, 1971), licenciada en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid, empezó hace 23 años trabajando en una de las tiendas de la empresa de lencería, fundada hace cinco lustros, del grupo español Tendam (antes Cortefiel). Más tarde ascendió al puesto de jefa de ventas y de ahí a directora comercial y responsable del desarrollo internacional.

Este jueves rebosaba felicidad. Women’secret, multinacional española con 534 tiendas repartidas en 14 países, recibía el Premio CincoDías a la iniciativa empresarial más innovadora en el ámbito de la responsabilidad social por el proyecto Cosas que sí importan, en colaboración con la Fundación Dexeus Mujer, que incorpora a las tiendas de la marca la colección Special Post-Surgery Bras y que dona los beneficios de sus ventas de estas prendas para ofrecer tratamientos de fertilidad en pacientes oncológicas con la institución que preside Pedro N. Barri, que le acompaña en la gala de entrega de estos galardones.

Con su trayectoria, ¿qué le gustaría aportar a la compañía?

Es la primera vez que la empresa, con un 98% de mujeres en la plantilla [compuesta por 1.292 empleados], está dirigida por una mujer. Conozco toda la organización desde abajo y todos los aspectos de ella. Lo que tengo claro es que seguiré fomentando lo que aporta Women’secret al sector, en cuanto al liderazgo en el mercado íntimo. El futuro son las mujeres y eso es decisivo para nosotros. Importante también es la innovación, que se encuentra en el ADN de la marca, al igual que lo es la eficiencia. Tenemos que innovar porque nuestras clientas son curiosas, inquietas, con una vida cada vez más compleja, y necesitan soluciones. Todo esto requiere de innovación y de compromiso.

¿Cómo surge el proyecto Cosas que sí importan con la Fundación Dexeus?

Fue hace cuatro años cuando la Fundación Dexeus nos viene a buscar para atender una necesidad que tienen las pacientes oncológicas, que se ven obligadas a comprar la ropa íntima en las ortopedias, a un precio excesivamente caro y con un límite en cuanto a la variedad del producto. Nos encantó la causa, porque es algo que nos toca a las mujeres muy de cerca, y decidimos apoyarla. El departamento de diseño y de patronaje empezó a trabajar con la Fundación Dexeus. Creamos la primera colección en 2013, y dos años más tarde nos dijeron que existía el mismo problema pero con las prendas de baño.

E hicieron lo mismo.

Sí, creamos una línea de biquinis y de bañadores específicos para mujeres que han sufrido una mastectomía. La respuesta de las clientas fue increíble, porque apreciaban el hecho de poder volver a comprar en una tienda, en un punto femenino que hace sentir a la mujer guapa, cómoda y sexi, como es nuestro lema. Y en 2017 relanzamos el proyecto como algo mucho más global, de manera que adquirimos un compromiso con la mujer, a través del sujetador posquirúrgico, el más complicado de encontrar en el mercado. Y acordamos que el 100% de los beneficios se donaran al programa de preservación de la fertilidad, ya que el cáncer de mama afecta a mujeres jóvenes. Muchas veces no somos conscientes de todos los efectos secundarios que puede tener una enfermedad.

Tenemos que innovar porque nuestras clientas son curiosas

 

¿Además de este tipo de iniciativas, que otras cosas le importan a Women’secret?

Todo lo que le rodea y es de interés para la mujer, que es lo que nos tiene que erizar la piel. Nuestras colecciones acompañan a la mujer en todas sus etapas, desde la primera puesta al embarazo... Nuestro mayor reto es innovar en cuanto al negocio, y en el compromiso con la mujer. Nuestra próxima campaña está centrada en las clientas que no han sufrido la enfermedad, pero quieren colaborar con el proyecto. Todos sufrimos esta enfermedad de cerca, siempre conocemos a alguien que la padece. Queremos crear, en este sentido, una marea rosa.

¿Cuál ha sido la respuesta de las mujeres?

Ha sido increíble, se han triplicado el número de unidades vendidas. Muchas pacientes no lo conocían, porque nos importaba la intimidad de la clienta, y lo tenemos en una parte de la tienda más discreta, siguiendo la filosofía humilde e intimista de la marca. Nos pedían que lo comunicáramos más, y este premio a la innovación nos ayudará en esta labor, porque además es un reconocimiento a todo el equipo.

¿Qué importancia tiene la innovación dentro de la organización?

Es lo más ilusionante, desde hacer las cosas de manera diferente, a buscar nuevas oportunidades, un nuevo futuro, a ser líderes en valor añadido... Somos una empresa global, actual y dinámica, y esto quizá esté asociado con la innovación, porque un producto tiene que dar una solución. Y un sujetador es una auténtica obra de ingeniería, que va evolucionado, a medida que lo hacen la clientas, que cada vez son más exigentes con los productos. Porque los clientes y la competencia son los que te hacen mejorar. Eso es algo que tenemos siempre presente.

Normas