Los cines comienzan a rebajar las entradas tras la bajada del IVA

Las sesiones de 10 euros pasan a costar 9,10 en varias salas

El redondeo oscila al alza o a la baja en función del exhibidor

Sala de cine, en Madrid.
Sala de cine, en Madrid.

La rebaja del IVA cultural del 21% al 10% que entró en vigor este jueves, un día después de la publicación en de los nuevos Presupuestos Generales de 2018 en el Boletín Oficial del Estado (BOE), ha comenzado a trasladarse tímidamente al precio de las entradas de cine. Según comprobó este diario, son varias las salas de toda España en las que ese mismo día se abarataron ya las tarifas reflejando el descenso del IVA aunque es potestad de los exhibidores decidir si trasladan el nuevo marco fiscal a los precios que ofrecen al consumidor.

La rebaja fue aplicada ya desde el primer día por múltiples salas de cine, incluyendo las operadas por grandes corporaciones que controlan decenas de complejos repartidos por todo el territorio nacional, como es el caso de Cinesa, con más de 500 salas, o Kinépolis.

En ciudades como Madrid, donde es relativamente habitual que las entradas normales costaran 10 euros, el precio fue ajustado a 9,10 euros, un céntimo más de lo que supondría trasladar de golpe la rebaja fiscal al precio del ticket.

Este redondeo, sin embargo, no fue homogéneo, ni siempre al alza. En los Cinesa de Marbella, por ejemplo, el precio de la entrada se rebajó de 9,5 a 8,60 euros, ajustando a la baja un recorte de la presión fiscal que dejaría el coste de la sesión en 8,63 céntimos. En otros casos, la adecuación fue al alza, como en los Kinépolis de Granada, donde el coste baja de 8,40 a 7,7 euros frente a los 7,63 céntimos que costaría la sesión si se aplicará el recorte matemático que introduce el nuevo IVA cultural.

Otras salas, por el contrario, no habían rebajado el jueves el precio de las entradas frente al coste que tenían en los días anteriores, si bien es previsible que algunas tarden unos días en adaptar el sistema de cobro al nuevo coste impositivo. Es el caso de los Cines Yelmo, que aún trabajaban el jueves en el cambio de tarifa.

No es el único caso. De hecho, una encuesta realizada el viernes por la organización de consumidores Facua revela que solo 14 de los 50 cines analizados, de 26 ciudades españolas, habían rebajado el precio de la entrada en la misma proporción en la que ha bajado el IVA. Esto incluye a quienes han aplicado redondeos al alza o a la baja de hasta cinco céntimos. De esta forma, siete de cada 10 exhibidores habría mantenido inalterado su precio o habría efectuado una rebaja inferior a la caída del impuesto. Varias de las salas informaron de que ajustarán los precios en las próximas semanas.

Según Facua, el precio medio de las entradas de cine en día laborable en España se sitúa en 6,96 euros, por lo que su precio debería bajar a 6,33 euros tras la reducción del IVA. En el caso de las sesiones de fines de semana y festivos, el precio medio asciende a 7,31 euros, por lo que la bajada del impuesto podría dejarlas en 6,65 euros.

Facua celebró que el Ejecutivo anterior dejase presupuestado esta rebaja del IVA cultural después de haberlo elevado al 21% en el año 2012. La asociación criticó, sin embargo, que haya empresas que vayan a aprovechar esta bajada en el impuesto para aumentar su margen de beneficios en lugar de trasladársela totalmente a los espectadores. 

Normas