Acacio Rodríguez: “No podemos descartar el concurso de acreedores, pero soy optimista"

Esperamos que los socios industriales (el catarí Acec y el estadounidense Metco), controlen el 15% y los españoles (TSK), el 10%

“El cambio de Gobierno nos ha pillado a contrapelo. Ahora tenemos que volver a explicar el problema de la empresa y sus consecuencias”

Acacio Rodríguez, presidente de Duro Felguera
Acacio Rodríguez, presidente de Duro Felguera

Duro Felguera es una de las empresas más antiguas de España. Creada en 1858 por Pedro Duro Benito bajo el nombre de Sociedad Metalúrgica de Langreo, pasó más tarde a denominarse Duro y Compañía, en La Felguera (Asturias). “A lo largo de sus 160 años Duro Felguera ha pasado por varios episodios controvertidos. En una historia tan larga siempre te encuentras con problemas, pero ninguno ha sido tan grave como el actual. Quién iba a pensar que podíamos estar al borde de un concurso de acreedores”. Quién hace estas declaraciones es el presidente de la firma desde finales de 2017, Acacio Rodríguez.

La compañía asturiana atraviesa por su peor momento. Está inmersa en una ampliación de capital, cuyo proceso comenzó el pasado 3 de julio, pero es el día 24 cuando se sabrá si esta inyección de 125 millones de euros tiene o no aceptación entre los inversores institucionales y minoritarios. Si no es así, “Duro Felguera, que ha sido una escuela en España en su sector se verá abocada a presentar concurso de acreedores”.

Acacio Rodríguez asumió la presidencia de Duro Felguera tras la dimisión de Ángel del Valle en noviembre de 2017. Entonces Rodríguez era consejero independiente de la firma de ingeniería. Ingeniero leonés, Acacio Rodríguez ha ostentado cargos de responsabilidad en empresas como Ford, Fujitsu o Pegaso y dirigió en 1992 el Plan de Competitividad de la siderurgia estatal.

Duro Felguera llegó a ser una de las empresas más rentables de España, ¿qué ha pasado en el último lustro para que se vea en esta situación?

Una de las causas ha sido el cambio de ciclo en algunos países en los que estábamos desarrollando proyectos. También hemos hecho proyectos erróneos, en otros casos ha sido una falta de decisión, hemos sido muy complacientes, caso en los últimos años de Venezuela, país en el que también hemos ganado mucho. Todo combinado con grandes litigios nos ha llevado a esta situación, que se ha complicado con las dudas que todo ello ha generado en los mercados. También ha habido situaciones de mala suerte y mala gestión como en Australia, donde demandamos a Samsung por el proyecto fallido de Roy Hill Iron Ore. Ha sido una suma de casualidades.

¿Están detectando interés de inversores institucionales y minoritarios en la ampliación de capital en la que está inmersa la compañía?

No diré que la situación no está complicada, pero soy optimista. Nuestro futuro está ligado a esta ampliación de capital, pero inicialmente la sensación es que hay un interés de adhesión de los minoritarios (controlan el 61% del capital). Pero hay que tener en cuenta que el proceso de la ampliación empezó el martes al abrirse el periodo de suscripción preferente y de solicitud de acciones adicionales por 125 millones de euros (son necesarios tres derechos por cada 97 acciones nuevas que se quieran adquirir a 0,027 euros por título). Esta previsto que la asignación de acciones tenga lugar entre el día 17 y el 23 de julio. El día 24 se sabrá así si hay interés y se cubre la ampliación o no. Si no se cubre por poco, podríamos pedir una dispensa a los bancos, ya que el acuerdo de refinanciación de la deuda firmado con las entidades financieras está condicionado a llevar a cabo esta ampliación. Si no se cubre esta inyección de fondos, tendríamos que revocar la oferta y anularíamos todas las órdenes de suscripción formuladas y presentaríamos concurso de acreedores.

¿Han convencido a los accionistas díscolos como Inversiones Somió e Inversiones El Piles, sociedades a través de las cuales la familia Álvarez Arrojo controla el 24,3% del capital, o al expresidente Antonio del Valle Suárez, para que no acudan a la ampliación y vendan sus participaciones?

"Hemos hecho encaje de bolillos y la banca ha sido tolerante"

El proceso de la ampliación de capital está complicado. Los accionistas que tenían que vender no venden y parece que no tienen ganas de vender sus derechos. Pero en este proceso hay vías para que si no venden sus derechos estos se desactiven. Pero nadie sabe que van a hacer al final.

¿Por qué estos accionistas quieren ir a concurso de acreedores?

Nadie lo entiende.

¿Qué ha sido del hipotético inversor mexicano Petroza?

Se ha desdibujado del panorama. No sabemos nada. No habló con nosotros. ¿Además, del grupo catarí Acec han encontrado más inversores industriales que acudan a la ampliación? Queremos que se incorporen al capital socios industriales para trabajar con ellos. Duro Felguera ha firmado una alianza con la ingeniería catarí Arabian Constrution Engineering Company (Acec) para el desarrollo de proyectos llave en mano (EPC) en energía, minería y la construcción de un parque de tanques de almacenamiento en su negocio de Petróleo y Gas. El acuerdo incluye la entrada en el accionariado. No sabemos cuánto tomarán, pero esperamos que los inversores industriales controlen el 25% del capital entre Acec, la firma estadounidense Metco, con la que también mantiene una alianza y la asturiana TSK, que ya controla el 2,5% del capital y que ya ha reconocido que acudirá a la ampliación. Así, esperamos que los inversores industriales internacionales sumen el 15% y los españoles el 10%.

Hacienda les reclama 148 millones de euros por los ejercicios de 2010 a 2012 y ahora del 2013 y 2014 tras haber realizado una inspección...

Sí, y estamos hablando con ellos para solicitar un aplazamiento de dos años en la entrega de garantías con las que responder a los requerimientos.Es una cuestión de interpretación. Nosotros creemos que tenemos razón. Me imagino que Hacienda también tiene interés en que Duro Felguera no tenga que pedir concurso de acreedores. Sería la primera vez que la Administración lleva a concurso de acreedores a una empresa por la entrega de garantías.

Podemos ha instado al Gobierno a ayudar a encontrar socios industriales para la firma¿Han pedido ayuda a los partidos políticos y en particular al Gobierno?

Hemos informado a todos los grupos políticos de nuestra situación. Ya habíamos hablado con el Gobierno anterior, pero el cambio de Ejecutivo nos has cogido a contrapelo. Hemos tenido que volver a explicar nuestra situación y el calendario. No es algo que pueda esperar. Tenemos que explicar cuál es el problema y sus consecuencias. La Junta de Andalucía ya intervino en la crisis de Abengoa.

¿Cómo definiría la actuación de la banca en la crisis de Duro Felguera?

Hemos tenido que hacer encaje de bolillos, y yo creía que habíamos perdido mucho el tiempo, pero los expertos dicen que no, que en otras ocasiones la quita del 75% que han hecho a la deuda podía haber sido peor. Creo que al final la banca ha sido tolerante. Tampoco les conviene que entremos en concurso. ¿Por qué no llegaron a un acuerdo con el fondo KKR para que entrara en su capital? Las negociaciones las llevaron con la banca, pero su modelo chocaba mucho con el de mantener Duro Felguera en Bolsa. A estos fondos no les gusta, prefieren tener una gran participación en la empresa, y nosotros estamos muy vinculados al accionariado asturiano.

Normas