Las baterías del móvil flexible de Samsung también se podrán doblar
REUTERS

Las baterías del móvil flexible de Samsung también se podrán doblar

Los coreanos tendrían a punto el desarrollo de unas revolucionarias baterías flexibles

El año 2019 podría revolucionar por completo los smartphones, tal y como los conocemos, ya que hemos conocido varios proyectos en paralelo que están desarrollando smartphones con pantallas plegables o flexibles, y son en estas últimas en las que Samsung estaría trabajando actualmente. Todo ello gracias a que la tecnología de este tipo, principalmente asociada a una pantalla flexible, estaría más cerca de ser una realidad que nunca. Ahora hemos conocido que incluso las baterías de este nuevo terminal se podrían doblar junto con el resto de la pantalla.

Baterías flexibles y de alta capacidad

Samsung ha estado trabajando en este tipo de baterías durante mucho tiempo, al igual que en el resto de la configuración del teléfono flexible. Allá en 2014 ya se conocieron los primeros prototipos de estas baterías flexibles, pero entonces su capacidad era muy limitada, superando por poco los 200mAh, cunado un móvil de alta gama hoy en día se mueve entre los 3000mAh y 3500mAh. Pues bien, parece que esto habría cambiado, y Samsung habría dado con la tecla para desarrollar baterías móviles flexibles con la mayor capacidad posible.

Batería flexible

De hecho se especula con que la capacidad de estas nuevas baterías flexibles podría llegar nada menos que a los 6000mAh, algo con bastante lógica, teniendo en cuenta que la pantalla desplegada del móvil flexible de Samsung podría llegar nada menos a las 7 pulgadas de tamaño, por lo que haría falta una batería realmente grande para poder alimentar este panel. Según las últimas informaciones, el comienzo de la producción de estas baterías sería prácticamente inminente, algo que permitiría tener listo el teléfono de Samsung para el próximo año, quizás en el MWC 2019 de Barcelona.

De hecho se espera que antes se presente el Samsung Galaxy S10, allá por el mes de enero, antes de lo habitual, para dejarle espacio al que sin duda será el teléfono más espectacular de la firma, y que marcaría un antes y un después en el mercado de los smartphones. Sería el primer móvil flexible, que no plegable, como hemos visto por ejemplo el año pasado con el ZTE Axon M. Aquí la pantalla y la batería se doblarían para poder desplegar una pantalla más grande.

Normas