Calviño a Goirigolzarri: hay tiempo para privatizar Bankia

La ministra y el banquero se reunieron el lunes para tratar el futuro del banco público

El Gobierno descarta crear un banco público vitalicio

José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia
José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia Europa Press

La reunión se produjo. La ministra de Economía, Nadia Calviño, y el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, se reunieron el pasado lunes para conocerse personalmente y, sobre todo, para hablar del futuro de la entidad financiera. Bankia es la cuarta firma bancaria española y la única ya en la que el Estado, a través del FROB, mantiene una participación mayoritaria del 61% de su capital.

En esta reunión la responsable de Economía tranquilizó al banquero, al explicar que no está entre sus planes convertir Bankia en un banco público vitalicio, como ha reclamado en alguna ocasión Podemos.

Sobre las fechas para la privatización de esta entidad financiera, Calviño también le transmitió que aún queda tiempo para decidir si se amplía o no la fecha para la venta del 61% que controla el Estado en paquetes.

La normativa española, modificada ya el pasado año, fija diciembre de 2019 como tope para su privatización, aunque esta fecha puede ampliarse nuevamente, ya que el primer plazo era a finales de 2017, algo que aún no se ha abordado, pero que tampoco sería extraño, como exponen algunos expertos.

La idea de Economía, como la del FROB es intentar maximizar el valor de este banco para que el contribuyente pueda recuperar todo lo posible de las ayudas públicas que se concedió a esta firma, y que ascendieron a 22.424 millones de euros.

El problema de Bankia es que a los precios actuales a los que cotiza, es imposible devolver estas ayudas. Sus títulos cerraron ayer a 3,22 euros, con una caída del 0,77%. Su capitalización total suma 9.942,84 millones de euros. Para recuperar las ayudas el precio de la acción tendría que situarse cerca de 6 euros.

Goirigolzarri ya ha comentado en las últimas semanas “no tenemos agobios”, para la fecha de privatización de Bankia, pese a que quede solo un año y medio para la fecha fijada en la actualidad. Aun así, es partidario de su privatización a medio plazo, aunque cree que es positivo que el Gobierno tenga la capacidad de extender el periodo si fuese necesario.

El FROB, presidido por Jaime Ponce, también ha comentado en más de una ocasión estar a favor de poder tener la opción de ampliar la fecha de salida del Estado en el capital de esta entidad financiera.

La cúpula de Bankia está convencida de que cuando suban los tipos de interés el valor de la entidad será uno de los más beneficiados, opinión que comparten los analistas.

La trayectoria europeísta de Calviño también hace que el Estado se incline más por su privatización a medio plazo.

 

Normas