Bankinter ve al Ibex en los 10.400 a cierre de año

Los beneficios por acción justifican el atractivo de la Bolsa como activo

Escogen a la renta variable de EE UU como su opción preferida

Corredores trabajan en la Bolsa de Nueva York (Estados Unidos).
Corredores trabajan en la Bolsa de Nueva York (Estados Unidos). EFE

Quedan apenas tres sesiones para el cierre de semestre, periodo durante el cual las Bolsas, especialmente las europeas, se han visto penalizadas por factores exógenos a la economía. La incertidumbre política y los precios del petróleo han robado protagonismo a los sólidos fundamentales frenando a su paso el comportamiento de la renta variable. A esto hay sumar en las últimas semanas el recrudecimiento de las tensiones comerciales. La política proteccionista de Donald Trump tiene un claro objetivo frenar a China y la prueba de ello son los importes de las sanciones que según los últimos anuncios alcanzará los 200.000 millones frente a los escasos 2.000 millones de sanciones dirigidas contra Europa.

A pesar de este sombrío panorama el departamento de análisis de Bankinter se muestra optimista. Ramón Forcada, director de análisis financiero y de mercados de la entidad, afirma que el ciclo económico expansivo actual es muy potente. “Hay simetría en el crecimiento mundial. Únicamente la economía brasileña permanece al margen de esta tendencia”, afirman el experto.

En un contexto en el que los beneficios empresariales no paran de revisarse al alza trimestre a trimestre los analistas señalan a la Bolsa como el único activo. Las renta fija, especialmente en los países core de la eurozona, está llamada a registrar pérdidas con un sector inmobiliario en el que la selección cobra un especial protagonismo y los depósitos ofreciendo retornos próximos al 0%.

En contra de la idea repetida por activa y por pasiva por las firmas de análisis, en Bankinter escogen a la Bolsa estadounidense como su apuesta preferida en renta variable. La razón que apoya esta afirmación son los elevados beneficios por acción de las cotizadas. Para el S&P 500 establecen un alza del 28%, porcentaje del cual el 10% corresponde a la reforma fiscal. El segundo y tercer puesto lo ocupan el Euro Stoxx 50 y el Ibex 35 con una estimación de incremento del beneficio por acción del 12%.

Con estas previsiones las valoraciones a 12 meses para el selectivo español lo sitúan en los 11.781 puntos. No obstante, teniendo en cuenta el escenario de incertidumbre Ramón Forcada ve al Ibex entre los 10.200- 10.400 puntos de aquí a final de año. Desde los niveles actuales esto supone un retorno del 8%. No obstante, desde comienzo de 2018 el ascenso se limita al 3,5%. “Las Bolsas darán mayor rentabilidad que los bonos pero no pueden esperarse retornos como los de ejercicios pasado. Hay que invertir pensando en el largo plazo”, afirma Forcada.

Por sectores, en Bankinter escogen a la banca, las tecnológicas, las firmas de turismo y las industriales como sus opciones preferidas. Respecto al sector bancario en la entidad consideran que el mercado solo cotiza lo malo olvidando que las entidades han hechos duros esfuerzos para ser más solventes y más rentables. "El hecho de que se haya retrasado un trimestre la subida de tipos en la eurozona ha penalizado en exceso a la banca cuando en realidad apenas cambias las cosas", señalan. Dentro de la banca BBVA y Santander son las opciones que más gustan en España. Esto se combina con exposición a Intesa y Unicredit en Italia, BNP, en Francia e ING en Holanda.

Entre las firmas del sector turístico Bankinter escoge a Melá y NH ante el auge del sector hotelero. La selección de compañías industriales obedece a su correlación directa con el actual ciclo expansivo global, pero aconsejan ser muy selectivo. Su inversión en este negocio pasa por Acerinox y Schneider Electric.

"El sector tecnológico continúa mostrando perspectivas positivas, por lo que mantenemos la recomendación de compra que volvimos a introducir en mayo", señalan en el informe. Amazon, Apple, Microsoft y Salesforce son las firmas que más les gustan mientras que en Europa, ASML, SAP y Nokia son las compañías con más potencial.

Normas